Yo tampoco

Un día le dijo un señor a Teresa de Calcuta: «El trabajo que tú haces, yo no lo haría ni por todo el oro del mundo». La Madre Teresa de Calcuta le respondió: «Pues yo tampoco». Después añadió: «Si lo hacemos es porque tomamos fuerza de la adoración a Jesús Sacramentado».

Los comentarios están cerrados.