World Trade Center LA FE DEL SUPERVIVIENTE DEL 11-S

La película se estrenó el día 10 de agosto en los Estados Unidos. Se titula “World Trade Center” y, según las críticas, es un film impresionante. Historia de dos inspectores de policía neoyorkinos que sobrevivieron

Por Luis Olivera

Arvo Net 11.08.2006

La película se estrenó el día 10 de agosto en los Estados Unidos. Se titula “World Trade Center” y, según las críticas, es un film impresionante. No me extraña, dados los hechos reales de los que trata, tan difíciles de olvidar. Narra la historia de dos inspectores de policía neoyorkinos que sobrevivieron a los ataques del 11 de septiembre de 2001. Uno de ellos es el colombiano Will Jimeno, que ha asegurado que su fe católica y una inesperada visión lo mantuvieron con vida durante las largas horas que pasó sepultado bajo los escombros de las Torres Gemelas.

Cinco años después de la tragedia, el siempre provocador director Oliver Stone utiliza a estos dos protagonistas como hilo conductor del drama terrorista, en el que fallecieron 343 bomberos sólo el día 11 de septiembre. Uno de ellos es claro en su diagnóstico: “Lo que me mantuvo vivo fue la fe en Dios que me inculcó mi mamá como católico. Y como dijo el último Papa (Juan Pablo II), nosotros como latinos tenemos una fe muy grande”, ha afirmado Jimeno a la agencia española EFE en una de las muchas entrevistas que durante estos días ha concedido a diversos medios de comunicación americanos.

Jimeno y John McLoughlin son los protagonistas reales de “World Trade Center”, el último filme de Stone. Ambos entraron en la segunda de las Torres Gemelas cuando la primera ya era una gran antorcha en llamas. Pero el segundo edificio se desplomó sobre ellos no mucho después y todos sus compañeros murieron aplastados. Sólo ellos sobrevivieron al desastre general, tras pasar doce horas inmovilizados profundamente bajo los escombros, hablando -sin verse uno al otro- para mantenerse vivos y no perder la confianza. Sólo 20 personas salieron vivos del derrumbe de las Torres Gemelas. Jimeno fue el número 18 y McLoughlin el 19 en ser rescatados con vida.

Pero su primera impresión del escenario no fue muy prometedora: “Cuando nos acercamos a las Torres Gemelas y vi a las personas lanzarse al vacío me sentí con las manos atadas; eso es lo peor que le puede pasar a un policía. Realmente queríamos ayudar a la mayor cantidad de personas posibles”, recordó Jimeno, que entonces tenía 33 años de edad.

Durante la horas que transcurrieron bajo los escombros, heridos y pensando que morirían, recurrieron a sus recuerdos, al amor de sus familias y a la fe para mantenerse con vida. Jimeno pensaba en su hija y en su esposa, entonces embarazada de siete meses.

En una de las escenas de la cinta, Jimeno tiene una visión de Jesús ofreciéndole agua. En declaraciones a la cadena “Univisión”, este americano-colombiano aseguró que lo vio.”En la mayoría de entrevistas que tengo con los medios latinos, siempre me preguntan sobre eso. Pero yo soy católico, la fe me vino de mi mamá Emma, y el trabajo duro de mi papá, William. Y la fe que mi mamá me dio, esa noche la necesitaba, porque en ese momento los dos edificios cayeron, estuve quemado, el revólver (de su compañero) se disparó. Yo estaba listo para morirme y me puse en paz con Dios. Pero Dios me dio la voluntad y la fuerza para seguir peleando, porque si yo no hubiera visto a Jesús durante aquellas horas, creo que estaría muerto”, indicó.

Jimeno llegó a Estados Unidos desde Barranquilla, Colombia, cuando tenía sólo dos años de edad. Durante toda su vida quiso ser policía y se graduó en enero de 2001. Nunca pensó vivir una tragedia como la del 11 de septiembre del mismo año. Y menos con tan escasa experiencia profesional en catástrofes extremas en su currículum.

Las emociones que despierta el film ponen en escena el “trabajo más rotundo y cuidadoso” de Stone como director de cine, según el crítico del ‘New York Times’, A.O. Scott. Y aunque la historia se haya centrado sólo en dos personas y sus familias, Jimeno ha dicho que, “para mí, es la historia de todos nosotros. No la mía o la de John (McLoughlin) sino la de todos los héroes que murieron con nosotros, los que vinieron a salvarnos y nuestras esposas”. Ahora, sostiene que “mi familia es todo para mí. Voy a llevar a mis hijas a la escuela y participo en todas las actividades posible con ellas. Mi familia es lo primero. Mis hijas son guapas y tienen una gran vitalidad. Todos los días le doy gracias a Dios por tenerlas”.

He podido ver un “trailer” de la película, que ofrece un diario americano en Internet estos días. Concluye con dos rótulos sobreimpresos, que quieren resumir el 11-S para estos dos supervivientes. Uno, negativo, pero realista: “El mundo vio el mal aquel día”. Y otro, totalmente esperanzador, como una llamada de atención para navegantes del siglo XXI: “…Dos hombres vieron algo más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.