VEINTE AÑOS CASADOS,…

Álvarez, Manuel y Candela, Carmen
Ed.: Alumuzara
LOS AUTORES – Álvarez, Manuel y Candela, Carmen.

Manuel Álvarez: Licenciado en Medicina por la Universidad de Sevilla, especialista en Medicina Interna y titular del Servicio Andaluz de Salud. Cuenta en su haber con más de cuarenta años de experiencia profesional. En la actualidad dirige el Centro Médico Psicosomático de Sevilla y la Unidad de Medicina Psicosomática de la Clínica Universitaria de Navarra-Madrid. Es miembro de la Sociedad Española de Medicina Psicosomática y del Colegio Internacional de Medicina Psicosomática.

***

Los autores comparten su formación médica y su participación en foros educativos y medios de opinión pública. La consulta y su experiencia en la comunicación les ha permitido conseguir un libro fresco, práctico, cuajado de casos prácticos sacados de la propia vida. A lo largo de nueve capítulos con una breve bibliografía al término de cada uno, abordan desde la preocupante escalada de rupturas matrimoniales, muchas de ellas tras muchos años de convivencia, con la necesidad de recuperar los espacios comunes entre marido y mujer que han podido ir perdiendo por diversas circunstancias, aprender a re-enamorarse, asumir modos diferentes de manifestar el amor, aceptar las limitaciones propias y del cónyuge, saber personar y dar una nueva oportunidad… Son muchas las facetas que aparecen a lo largo de estas páginas. La visión de fondo es constructiva; en su horizonte se plantean restablecer la salud matrimonial, evitar que por contagio se aplique frases manidas, pero lamentablemente muy arraigadas: Lo nuestro se acabó, esto ya no tiene arreglo… En muchos de los casos que relatan, de haber acudido a otras personas uno de los cónyuges, la historia pudiera haber terminado en divorcio, cuando la realidad es que en los casos que recogen casi siempre se salva el matrimonio y se reaprende a superar las dificultades y conflictos. Quizás la lectura pueda servir para hacer un chequeo a la propia vida afectiva. Como dicen los chinos, hay cinco puntos cardinales: Norte, Sur, Este, Oeste y Dónde estoy. Pararse a pensar a tiempo para hacer un buen diagnostico de la vida personal puede servir para detectar una fractura antes de que acabe en ruptura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *