Tatuajes. Perforaciones. “piercing”. Lo que los padres tienen que hablar a sus hijos

¿Benefician a sus hijos los tatuajes o las perforaciones? No, se autoeliminan de la sociedad exitosa.

Los tatuajes, las perforaciones “piercing” e incluso los signos con las manos, se ven por todas partes, sobre todo en determinados grupos sociales. Pero aunque ya quedan muy pocas cosas que decir, sobre los tatuajes, Leer el resto de esta entrada »

La decencia explicada a los hijos

Los padres con su continuo ejemplo, deben enseñar a sus hijos a practicar la decencia en las conversaciones, vestimentas, gestos y posturas, pues saber comportarse decentemente no viene en los genes, hay que enseñarlo. Tienen que recordar principalmente a las hijas, que la decencia con sus cuerpos, no está implícita solamente en las ropas, sino en las personas que las llevan y que tienen que tener un cuidado muy especial, en su forma de vestir, evitando las ropas demasiado cortas, en escotes y faldas, apretadas o ligeras, para evitar que se conviertan en Leer el resto de esta entrada »

ELOGIO DEL PUDOR

Jorge Peña Vial
El desenfado para hablar de lo íntimo y personal, la frivolidad y la desvergüenza, campean a sus anchas en los programas radiales y televisivos. Se exagera el valor moral de esta nueva franqueza. Se sostiene que lo no espontáneo es falso, calculador e hipócrita. Si a esta lógica unimos la muy en boga moral de la autenticidad, resultará que lo reflexivo y voluntario será siempre hipócrita y falso. Resulta arriesgado hablar hoy del pudor cuando la sociedad hace gala de haberlo superado y predomina la retórica de la explicitación total, el decirlo todo y a voz en grito. ¿Es el pudor algo obsoleto y prescindible, o más bien un valor siempre necesario, tanto personal como socialmente? No ha transcurrido mucho tiempo de cuando el pudor era algo vivo y operativo en el tejido social. Muchos recuerdan sus manifestaciones en todos los niveles: vestido, espectáculos, lenguaje, tono de las relaciones personales, etc.

Max Scheler, el entonces Karol Wojtyla, Giuseppe Savagnone, Jacinto Choza, por citar algunos estudios conocidos, han mostrado la profundidad antropológica del pudor. Choza en su ensayo “La supresión del pudor” lo considera como la tendencia y el hábito de conservar la propia intimidad a cubierto de los extraños. Así se dice que una persona carece de pudor cuando manifiesta en público situaciones afectivas o sucesos autobiográficos íntimos. Es que la intimidad puede quedar protegida o desamparada en función del lenguaje, del vestido y de la vivienda. Se da una proyección espacial de la propia intimidad en la casa y en la propia habitación. Y el cuerpo, si bien no es la proyección espacial de la intimidad tampoco es algo meramente neutro y yuxtapuesto, puesto que yo soy también mi propio cuerpo. El pudor más que natural o cultural es estricta y genuinamente personal: “el pudor es el modo como una persona se posee a sí misma y se entrega a otra concreta”.

Pero hoy muchos consideran obsesiva y malsana toda discreción a la hora de vestir o de manifestar los propios deseos o impulsos. Sin embargo, una manifestación exagerada o indiscreta puede ocultar lo esencial. Una excesiva visibilidad acaba por hacer opaca a una persona o una situación. Es como si la auténtica personalidad quedase por completo oscurecida precisamente por la luz de los reflectores que les enfocan sin cesar. Máscaras vacías, tras lo cual no hay ningún rostro. Hay modos de exhibición de la realidad personal que en vez de desvelar un sentido acaban por banalizarlo y ocultar su verdad profunda. Mecánica fatal que reduce el sujeto a objeto, las personas a cosas.

Hoy existe una obsesión por “sacar a la luz”, por “revelar”, por “hacer al fin público” realidades que requerirían una saludable penumbra para poder sostener, hasta en lo malo, la propia dignidad. Pareciera que no hay perversión, retorcimiento o vicio que no requiriera ser expuesto al público, desdramatizado y homologado. Cuando George Orwell acuñó la expresión “El Gran Hermano” en su novela 1984, quería subrayar lo espantoso de un régimen totalitario que aplasta a las personas al someterlas a un despiadado control visual. Ahora el reality ha creado, bajo la forma de espectáculo, un pequeño campo de concentración en donde las personas se despojan de toda intimidad, y reducidas al rango de ratón de laboratorio, son objeto de incesante observación dentro de una caja de cristal transparente. Flujos íntimos y conversaciones triviales obtienen un éxito masivo. Lejos de constituir el último tabú de una mentalidad superada, el pudor es el signo indeleble de la dignidad de toda persona.

Intimidad y pudor

[La falta de valoración del pudor se ha extendido, junto a la epidemia de agnosticismo y la mundanidad de costumbres, por los países ricos de Occidente. No se trata de un fenómeno aislado, ya que la situación actual puede diagnosticarse de modo similar a lo que decía San Pablo: “Los hombres paganos, alardeando de sabios se hacen necios, y dan culto Leer el resto de esta entrada »

La imagen de la mujer en los medios de comunicación

¿Qué imagen de la mujer dan hoy los medios de comunicación social? ¿Se asemeja o discrepa de lo que el Papa Juan Pablo II propone como auténtica promoción femenina en su mensaje con ocasión de la XXX Jornada de las Comunicaciones Sociales? Cuestión nada fácil de contestar. No hay estudios ni encuestas. Pero hay un clima que se palpa y del que hoy voy a hablar:

Es evidente que los media ofrecen una imagen manipulada, falsa, en suma, de la realidad de la mujer en este fin de siglo. Con ramalazos de verdad, sin duda. Sobre todo cuando denuncia injusticias y abusos. Nadie duda de la fuerza del poder Leer el resto de esta entrada »

ARTE, EROTISMO, PORNOGRAFÍA

Las declaraciones del actor cubano-norteamericano Andy García en una entrevista hecha por un semanario español merecen ser resaltadas. Es como una corriente de aire fresco en medio de tanta intoxicación de la atmósfera mental y tanta idea falsa sobre el arte. Andy no tiene pelos en la lengua. Se ve, afortunadamente, que está inmune a las consignas de los manipuladores de lo sexual para masas despersonalizadas.

Por Luis Fernández Cuervo*
lfcuervo@tutopia.com

Andy García está casado desde 1982, tiene cuatro hijos con su mujer, Marivi, y dice: “La paternidad es la actividad de la que más orgulloso me siento”. No está dispuesto a sacrificar su vida familiar por su trabajo en el cine y lo remarca así: “Cuando uno es padre, no puede llevar una vida de gitano ambulante. Si hubiera aceptado todos los buenos papeles que me han ofrecido, habría fracasado como padre, y eso es lo último que desearía”. Cuando le preguntan Leer el resto de esta entrada »

NACIDOS PARA ESCLAVO

Ya hace muchos siglos escribió el romano Marco Aurelio: «Has nacido esclavo, no participes de la razón». Lo importante es que no se piense, que no se reflexione: espectáculos de masas, gentes vociferantes, conciencias sumisas a las que sólo se permite aplaudir o corear idénticas palabras, en la política, en la televisión, en el deporte.

Mucho cuerpo y poco seso

Luis Olivera
Periodista
Arvo Net, 10/07/05

No importa la mente o la racionalidad. Sólo lo físico, jamás la sensibilidad intelectual. El cuerpo “Danone”, concebido como escaparate, ventana que incita a los espectadores a asomarse a él. El cuerpo como único canon de belleza. El canon griego de la belleza, esculpido por el propio Fidias. El cuerpo exhibido y codiciado, publicitado. Playas. Leer el resto de esta entrada »

NO QUIERO SER MUJER FLORERO

Se dice que el problema de muchas mujeres de hoy es que quieren ser de película, que quieren ser realmente mujeres florero. La exhibición es el recurso infalible, que nunca pasa de moda, para llamar la atención. Pero el exhibicionismo es algo más profundo y radical que una moda.

Por Jaime Nubiola
Profesor de Filosofía
Universidad de Navarra
13 de agosto de 2005
La Gaceta de los Negocios (Madrid)

Al advertir en estos primeros días del verano el empeño de todas las mujeres por estar superatractivas, acudía a mi memoria aquella canción que comienza con un “de mayor quiero ser mujer florero, metidita en casita yo te espero, las zapatillas de cuadros preparadas, todo limpio y muy bien hecha la cama”. Venía a mi cabeza también Leer el resto de esta entrada »