RIESGOS SEGÚN LOS SERVICIOS DE INTERNET

WEBS

Básicamente hay dos posibles riesgos asociados con la visita de páginas web. En primer lugar, un niño puede encontrarse con contenidos ilegales o nocivos. En segundo lugar, algunas webs invitan a los visitantes a dar información sobre ellos mismos. Por eso, antes de dar información personal, sería conveniente que los niños lo hablaran con la familia. Consultar la política de privacidad de la web es muy recomendable para estar más seguros del uso que harán de los datos.

BLOGS

Los niños y adolescentes pueden construir sus propios blogs (gratuitamente), actividad que puede ser muy educativa y beneficiosa. Pero hace falta ir con cuidado, porque todo lo que se cuelga en Internet queda a la vista de cualquier visitante. Si los chicos tienen un blog, una medida de prevención sería visitarlo a menudo para ver qué publican, garantizando que no haya datos que puedan identificarlos (el nombre y apellido, la dirección, el teléfono o una fotografía). También podéis supervisar que no se presenta información que pueda ser nociva u ofensiva para otra gente, ni que pueda exponer a los menores y adolescentes a problemas en la escuela o incluso a nivel legal.

CHAT

El chat es una actividad muy popular entre la gente joven, especialmente los adolescentes, porque les permite comunicarse con gente de todas partes y hacer nuevos amigos y amigas.

Pero también es una de las áreas dónde se pueden poner en situación de riesgo con más facilidad, especialmente por tres motivos:

– fácilmente pueden olvidar que se trata de un lugar público;

– no necesariamente conocen la verdadera identidad de los otros participantes;

– la mayoría de chats no están moderados, es decir, no hay nadie que los controle.

Es habitual entre los adolescentes “conocer” a alguien en un canal de chat que se gana su confianza siendo simpático y queriendo “escuchar” sus problemas. Por eso los niños y especialmente los adolescentes deberían tener mucho cuidado en no revelar nunca su identidad y no creerse todo lo que les diga la gente.

Si quieren quedar con una persona que han conocido a través del chat, sería conveniente que antes hablaran con la familia. Si estos estuvieran de acuerdo con el encuentro, sería más seguro que algún adulto los acompañara, y que la cita tuviera lugar en un espacio público.

MENSAJERÍA INSTANTÁNEA

El envío de “mensajes instantáneos” permite a la gente establecer conversaciones de texto a tiempo real directamente con otras personas de nuestra “lista de contactos”.

El software también permite intercambiar archivos y activar nuestra webcam para establecer contacto visual con nuestros amigos e incluso, establecer conversaciones orales.

Se puede decir que es como un chat, excepto que normalmente es una experiencia sólo entre dos personas, en lugar de ser una actividad en grupo. De alguna manera es más seguro que un chat dado que podemos controlar nuestra lista de contactos reduciéndola a nuestros amigos o parientes.

Pero si se tratara de un desconocido podría llegar a ser más arriesgado. A diferencia de los chats, no hay nunca nadie más que pueda controlar o moderar la actividad y, por lo tanto, cuando vuestros hijos o alumnos participan en un envío de mensajes instantáneos con otros, es como si estuvieran solos en una sala privada. Controlar la lista de contactos es la mejor medida por evitar riesgos.

CORREO ELECTRÓNICO

A veces nuestros menores reciben mensajes de personas desconocidas. Esto puede resultar arriesgado especialmente en dos casos:

a) Cuando se trata de mensajes comerciales no deseados (mensajes de correo basura).

b) Cuando se trata de alguna persona que intenta inducir al menor a establecer una relación inadecuada o lo amenaza.

Si se diera el caso y sospecharais que los menores pudieran estar en riesgo, lo más conveniente sería poneros en contacto con la policía.

Algunos instrumentos de control, os pueden ayudar a bloquear el correo basura o los mensajes enviados por personas concretas.

FOROS

Los foros o grupos de discusión son áreas de Internet en las que la gente puede intercambiar ideas, recetas, hechos, historias, fotos, o cualquier otra cosa. Hay miles de grupos de discusión sobre toda clase de temas: música, deportes, profesiones, escuelas… cualquier cosa. La mayoría de los grupos de discusión son correctos, pero hay algunos que no son adecuados para los niños.

Para prevenir posibles situaciones de riesgo, hay varios instrumentos de control que os pueden ayudar a impedir que el niño tenga acceso a ciertos tipos de grupos de discusión. También es importante que los niños aprendan que no se debe responder mal en los grupos de discusión. Hace falta ser respetuosos y no ofender a nadie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *