Pegarle collejas, puñetazos y patadas

Al ser visto por éste se le acercó y le dijo “tú qué haces en esta clase que la vas a contaminar”, le dio un empujón empotrándolo contra el paragüero donde recibió patadas en las piernas y golpes en los hombros y abdomen. Y Hasier S., éste último fue visto cuando propinaba una patada por la espalda a Jokin que se encontraba en clase, de espaldas y sin posibilidad de reaccionar frente al golpe que iba a recibir.
Una treintena de jóvenes agredió a una compañera de instituto menor de edad a la que golpearon con patadas y piedras, según informaron dos testigos presenciales a la Policía. La joven aseguró después que los agresores eran compañeros de estudios y que algunos de ellos iban a su misma clase. Una vecina explicó que algún agresor llegó a abofetearla y que lo más impactante fue que la gente que presenció el suceso permaneció “impasible”.
Pero no era la primera vez que la muchacha era víctima de esta barbarie.
El joven, de 12 años de edad, se encuentra desde el pasado lunes en su domicilio familiar, recuperándose de la agresión sufrida en esa misma jornada. “Lleva un pie vendado, está en casa tranquilo, pero aburrido porque no puede hacer mucho”, comenta la madre, que afirma además que “está bajo tratamiento psicológico desde hace tiempo”.
Aunque el centro afirma que fue una pelea. Tres menores han sido imputados por pegar a otro alumno. Las mismas fuentes afirmaron que el acoso “finalmente se convirtió en agresiones, que el denunciante padeció en el patio del colegio el pasado día 30 de marzo cuando salía de clase”, y que le provocaron “diferentes lesiones de las que hubo de ser atendido en un centro médico”.

DENUNCIAN A TRES NIÑOS DE 5 AÑOS POR PEGAR UNA PALIZA A OTRA DE 3 EN UN COLEGIO DE FRANCIA
Reitera el fiscal que esta actitud llegó hasta la agresión el 13 de septiembre del 2005 y a las puertas de su casa, por la que el pequeño tuvo que ser atendido en el servicio de Urgencias del Hospital San Telmo, de Palencia, de lesiones en el codo derecho y por las que estuvo incapacitado cuatro días.
Según la denuncia presentada por el padre de la víctima, los tres arrestados comenzaron a someter a vejaciones a su hijo antes de las pasadas Navidades, pero éste no se atrevió a explicárselas hasta el pasado día 30 de enero, cuando recibió una paliza que necesitó atención médica y la colocación de un collarín. Fué la agresión más fuerte la que padeció el pasado 30 de enero, cuando fue golpeado en la cabeza, y a la víctima, le tuvieron que colocar un collarín por daños en las cervicales, entonces se decidió explicar su sufrimiento a su padre.

La niña nos dice que la habían pegado en el patio, delante de las monitoras
La agresión se produjo al mediodía del jueves a las puertas del IES Cubelles, cuando dos alumnos, de 13 y 14 años, zarandearon y tiraron al suelo al menor, que se golpeó en la cabeza. En un primer momento, el joven fue atendido en en el centro de atención primaria de la población, pero fue trasladado posteriormente al Hospital de Sant Camil. Más tarde, hacia las diez de la noche de ese día, el menor fue llevado al Hospital de Sant Pau para seguir su evolución hasta que fuera dado de alta.
Al día siguiente, a la salida del Instituto le estaban esperando Ismail y un primo suyo con un bate de béisbol, y le pegaron una paliza
Después de varios días de amenazas, los dos menores acusados localizaron a la víctima el pasado 22 de febrero mientras conducía su ciclomotor por una de las calles de Puente Genil y, tras amenazarlo, intentaron atropellarlo con el turismo en el que viajaban. El joven de 17 años logró esquivar a los agresores, que retrocedieron y se dieron media vuelta para volver a buscarlo. Entonces, comenzó una persecución campo a través que finalizó cuando el turismo que conducían los detenidos se estrelló contra un olivo de una finca
Cuando ya la tuvieron cerca del lugar, la engancharon y la metieron dentro del parque, la acorralaron y le dieron una paliza bestial, mientras todos los mocetes/as del pueblo se mofaban entre risas, burlas y abucheos. Mi hija vino doblada.

“A menudo escucho que os referís al hombre que comete un delito como si no fuera uno de vosotros, como un extraño y un intruso en vuestro mundo… Mas yo os digo que de igual forma que ni una sola hoja se torna amarilla sin el conocimiento silencioso del árbol, tampoco el malvado puede hacer el mal sin la oculta voluntad de todos vosotros”.

Palabras del escritor libanés Jalil Gigrán

Cualquier reproducción ha de citar la fuente www.acosomoral.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *