Nuevas tendencias: “El uso de Internet por los menores”

Con el paso de los años, Internet se ha consolidado como un medio perfecto para informarse, comunicarse y relacionarse. Para los menores, las webs son un paraíso de tecnología donde pueden jugar, escuchar música, chatear con los amigos o simplemente navegar, pero que puede entrañar algunos riesgos si los menores lo utilizan sin supervisión. El libre acceso de los menores a Internet también tiene sus efectos negativos; acceder a páginas con contenidos no adecuados para su edad.

Por eso, es aconsejable que los padres controlemos las páginas que consultan nuestros hijos, con quién se relacionan y qué datos personales comparten con otros usuarios.

Descubriendo la Red
Los especialistas señalan la importancia de acompañar a los hijos durante sus primeros pasos en la Red, navegando a su lado y advirtiéndole de los riesgos que puede encontrar y advirtiéndolo de los contenidos que no son apropiados. Así lo manifiesta la periodista y experta en Internet,Mar Monsoriu, considerando que “dejar a los niños solos en la Red es como abandonarlos en la selva”.

La periodista valenciana también aconseja que hablemos con nuestros hijos a medida que vayan creciendo y compartamos sus experiencias en la Red, para aconsejarle y prevenirles ante los posibles riesgos.

Para mayor tranquilidad de los padres, Monsoriu también aconseja que el ordenador esté situado en el salón, en el espacio donde esté la televisión o donde la familia pase más tempo, para que los niños se acostumbren a usar Internet de manera pública y compartirlo con la familia. Además, no considera beneficioso dejar que los niños se conecten solos en sus dormitorios, a su aire ya que así no los podemos educar.

Los expertos comparan la Red con la calle. Ningún padre dejaría solo a su hijo en una gran ciudad de buenas a primeras. Lo más normal sería acompañarle y protegerle hasta que fuese autosuficiente y pudiese andar solo sin peligro. En Internet pasa lo mismo.

La Agencia de Calidad de Internet (IQUA) también aconseja “no dejar solo a un menor navegando por Internet”. Según el presidente de la IQUA, Doménec Sesmilo, sería como 2:20 “abandonarle de noche en medio de la calle”.

El papel de los padres
La nueva realidad virtual que ha creado Internet y el éxito de las redes sociales que ponen en contacto a niños y adolescentes de todo el mundo ha hecho crecer la preocupación de los padres sobre el tipo de contenidos al que acceden nuestros hijos y la gran cantidad de horas que pasan conectados en Internet.

Para aumentar la tranquilidad de los padres, el catedrático Carmelo Garitaonaindia recomienda que, del mismo modo que interrogamos a nuestros hijos cuando salen por la noche, también deberíamos preguntarles qué hacen en la Red y con quién hablan.

En otros casos, la “brecha digital” que existe en muchos hogares españoles hace que algunos padres tengan una visión un poco deformada de los beneficios de Internet, olvidándose de los riesgos y peligros que también puede contener.

Por otro lado, la Asociación Española de Madres y Padres Internautas (AEMPI) ha publicado una serie de consejos básicos y advertencias online para que los padres tengan en cuenta cuando sus hijos navegan por Internet.

Por ejemplo, la AEMPI aconseja que los padres seamos los primeros en navegar (acceder a Internet antes que nuestros hijos y descubrir su funcionamiento y posibilidades), controlar el tiempo de conexión y animar a nuestros hijos a que nos cuenten sus preferencias en Internet.

Como apunta la guía “Ocio interactivo en la familia del siglo XXI”,editada por EducaRed, otra de las opciones es plantear la navegación por Internet como una actividad conjunta de toda la familia, como podría ser buscar información para escoger el destino de un viaje familiar.

Las mejores armas para proteger a los niños en Internet son siempre la educación y la información.

Controlar el acceso de los menores a la Red

Existen formas de censurar o controlar el acceso de nuestros hijos a contenidos no adecuados con el fin de evitar riesgos. Casi todos los proveedores de servicios de Internet ofrecen opciones de control o bloqueo.

Por ejemplo, está disponible un software que prohíbe o bloquea el acceso a páginas “no aptas” que el propietario del ordenador a incluido en una lista. Hay que actualizar la lista constantemente ya que cada día nacen gran número de páginas web.
Existen programas de software de filtrado que utilizan palabras clave para bloquear las webs que contienen dichos conceptos, por separado o en diferentes contextos.
Otra de las opciones de control es el filtrado de salida, que restringe la información personal (nombre, dirección, número de teléfono) para que no aparezca en la Red.
Finalmente, la mayoría de los ordenadores de los colegios incluyen hoy en día un programa de seguimiento y rastro para saber por dónde navegan los estudiantes, páginas visitadas y tiempo de conexión, que, también podría utilizarse a nivel doméstico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *