NO HAY AMOR SIN HUMOR

Lorena Zabala
Especialista en Relaciones Internacionales y Comunicación Audiovisual.
Es profesora de ESO y Bachiler en Ayalde Ikastetxea.
¿Se imaginan viajar en un coche sin amortiguadores?: un horror, sobre todo cuando toca un camino pedregroso y lleno de obstáculos. Esto es lo que sucede cuando no contamos con el sentido del humor para sortear los numerosos baches con los que nos encontramos en el viaje del vivir. Nos atacan los dolores con cada piedrecita del camino porque no tenemos amortiguadores. Y es que el humor (y no la ironía, que es otra cosa) cura y ayuda a vivir, es humilde, una experiencia catártica diría yo.

La risa bien entendida aporta algo de alegria, algo de dulzura, de ligereza a la miseria del mundo y no más odio, más sufrimiento o desprecio.

Sin embargo y pese a sus bondades, el buen humor es algo casi tan raro y difícil de encontrar como una pequeña planta en un paisaje polar o un trébol de cuatro hojas. Por su escasez precisamente, creo que merece una pequeña reflexión.

¡Qué pena que sea algo tan poco abundante hoy en día! Creo que puede ser una fórmula o un camino ideal para llevar una vida plena y exitosa. Digo que escasea porque se han puesto de moda las terapias de la risa como forma para atajar los problemas y es porque las personas parece que lo hemos perdido o por lo menos, que está un poco en desuso.

Siempre se ha dicho que son cinco los sentidos, a saber: el oído, gusto, olfato, vista, y tacto. Yo, la verdad, añadiría otros dos: el sentido común y el sentido del humor.

Bertrand Russell decía que “el humor es cualidad moral que más necesita el mundo”.En el ámbito de la medicina, también se ha visto cómo la recuperación de algunas enfermedades se hace más rápida debido a la actitud del paciente “el humor purga la sangre haciendo que el cuerpo rejuvenezca, adquiera viveza y se encuentre listo para cualquier empresa”dice R.Burton. Y es que son muchos los que le han dado vueltas al asunto desde sus disciplinas, como Nietzsche, que afirma” el poder intelectual de un hombre, se mide por el humor que es capaz de utilizar” o Mark Twain “La raza humana tiene un arma verdaderamente eficaz: la risa”.

En cierto sentido, y pensándolo bien, carecer de humor es en realidad carecer de humildad, es estar demasiado inflamado de uno mismo ¿verdad?

Además, creo que está igualmente relacionado estrechamente con el amor porque la esencia del humor a mi entender, es al fin y al cabo la sensibilidad: es decir, la cálida y tierna también simpatía y mirada hacia a todos los seres.

El humor es una demostración de grandeza que pareciera que es mejor decir que en última instancia todo lo que nos sucede, es en cierto modo lo que nos pasa por el camino, lo anecdótico, pero no el propio camino y que es mejor reir. La risa es además, como asegura alguno, la distancia más corta entre dos personas y entre el problema y la solución.

Termino con palabras de R.Kraimer que asegura que tomarse las cosas con humor equivale al dicho de “tomarse las cosas con filosofía”.El sentido del humor es de los sentimientos más serios, gratuitos y paradójicos con que podemos cepillarnos las telarañas del alma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *