No dejarle hablar

YO YA LO HE CONTADO
Y me cortaron el pelo, una coleta con las tijeras y llegue llorando a casa y mi madre se reunio con mis profes y con mi tutora y luego me dejaron de hablar TODAS y me dijeron que era una chivata y cosas peores me dijeron Y POR ESO ES PEOR HABLAR POR ESO

La Policía detuvo en Valencia el pasado jueves a dos menores de 15 años como sospechosos de su presunta implicación en un delito de vejaciones y contra la integridad moral, informaron ayer fuentes de la Jefatura Superior de Policía de la Comunidad Valenciana, quienes explicaron que la víctima es un compañero del mismo centro educativo, quien intentó suicidarse, al parecer, “como consecuencia de la presión psicológica que al parecer había sufrido por algunos compañeros de su clase”. Éstos se burlaban de él por su aspecto y por su forma de vestir, le insultaban y en ocasiones le abucheaban en ocasiones cuando comentaba algo”.
Había 4 chicos de mi clase tirándome trozos de goma, tras decírselo a la profesora, nos llevaron a los otros 4 y a mi a dirección, el colegio optó por enviarles a ellos una carta de apercibimiento a sus casas, tras salir del despacho empezaron amenazas con mas o menos estas palabras:
“Sabemos donde vives, cuando te pillemos te vas a cagar”,

Este tipo de maltrato no es físico sino, sobre todo, psicológico y puso algún ejemplo, como la exclusión, “cuando al niño no se le deja hablar, jugar o participar en clase” o, incluso, “hay casos en los que se permite que se moje con la lluvia y no le dejan resguardarse con el resto de niños porque le escupen y le pegan”,
Al día siguiente mi hija no quería volver a clase porque dice que sabía lo que iba a pasar. Con otro compañero amigo de J. G., llamado C. C., la empujaron, la humillaron y la hicieron que se saliera de clase. en la clase de Lengua la amenazan de muerte y le dicen: “Te has podido escapar estos días, pero tus padres no van a estar siempre contigo”. “Te tenemos una sorpresa: fuera te van a matar”.
Se consideran como hechos probados insultos hacia la víctima, amenazarle con “cortarle el cuello sí decía algo”, una patada y apedreamiento de la fachada la casa familiar del amenazado.

“A menudo escucho que os referís al hombre que comete un delito como si no fuera uno de vosotros, como un extraño y un intruso en vuestro mundo… Mas yo os digo que de igual forma que ni una sola hoja se torna amarilla sin el conocimiento silencioso del árbol, tampoco el malvado puede hacer el mal sin la oculta voluntad de todos vosotros”.

Palabras del escritor libanés Jalil Gigrán

Cualquier reproducción ha de citar la fuente www.acosomoral.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *