MUJERES-MADRES, NO DISCRIMINEMOS A LOS VARONES-PADRES, SOMOS DISTINTOS PERO TAMBIÉN COMPLEMENTARIOS E IGUALES.

Que poco nos conocemos los hombres y las mujeres entre nosotros, es quizás el motivo de tanto sufrimiento entre unas y otros al intentar conseguir convivir en paz y armonía.

Leyendo un articulo publicado ayer domingo 28 de octubre en el diario EL PAÍS, con el titulo “el gran motor de la economía trabaja en casa”.

Podemos aprovechar la ocasión para, con esta afirmación, reflexionar si debemos pedir al estado CON MAS INSISTENCIA, que reconozca que las familias no somos sólo una fuente natural para progresar social y demográficamente, sino que somos también una fuente de recursos laborales deliberadamente sumergidos en la economía nacional e invisibles para la gran mayoría de las instituciones públicas.

Con las prestaciones que el Estado da a las familias, España y sus instituciones se han convertido en un “parásito sumergido” en todas y cada una de nuestra familias.

Pero aun siendo ellos los principales responsables en dar prestaciones universales a las familias, todos y cada uno de nosotros somos también responsables de por lo menos intentar erradicar la mentalidad de muchos hombres y mujeres que piensan que además ese peso de atención primaria a nuestros hijos y familiares necesitados, debe recaer siempre, y mientras no quede otro remedio, en la mujer y/o madre de familia.

Si queremos la igualdad de oportunidades entre el hombre y la mujer, pensemos tambien en positivo sobre el varon y la ayuda que puede dar en las familias al igual que la mujer.

Si hoy queremos avanzar en conciliación dentro de la vida familiar, tenemos que empezar a valorar al varón-padre como una pieza clave para la colaboración socio-familiar de manera habitual y no solo en situacion de extrema necesidad.
De hecho ya van cambiando algunas medidas como por ejemplo la baja laboral por paternidad, la tendencia en determinados trabajos a equiparar sueldos de madres y padres con hijos y la posibilidad de puestos por tele-trabajo a trabajadores de cualquier sexo y no solo a mujeres, reducciones de media jornada para cualquier trabajador y todo ello sin perjuicio para el que trabaja tanto de su imagen y/o su promoción profesional.

TODOS SABEMOS QUE HAY TAREAS DE RESPONSABILIDAD ANTE LOS HIJOS QUE NO SON INTERCAMBIABLES ENTRE EL PADRE Y LA MADRE. PERO LA GRAN MAYORÍA DE ELLAS SIN SON SUSTITUIBLES POR UNO DE LOS DOS.

Si se ha apostado por apoyar y querer demostrar que cualquier modelo de familia monoparental, es políticamente correcta y saludable.
¿ por qué no se ve tan claro que la ayuda a las familias con hijos no debe limitarse a solicitar un sueldo a la madre de familia y no una bonificación al sueldo en una familia constituida por un padre y una madre?.
Tenemos que conseguir que se apueste por la familia de un padre y una madre con hijos de manera global y universal y sin distinción de sexo, con ello tanto el padre como la madre se sentirán SIEMPRE implicados desde el principio y para siempre.

Los hijos son una consecuencia positiva y no la causa primera del matrimonio. LA PATERNIDAD GLOBAL DEBE SER RESPONSABLE TAMBIÉN DESDE EL PROPIO ESTADO, PORQUE SE ENTIENDE FÁCILMENTE que una familia supone una apuesta firme por el futuro de cada país desde la ética personal de dos individuos, y no limitarse a ser una mera aspiracion de satisfacción personal,para quien tiene dinero, un buen trabajo y un estatus social determinado, que le permite entonces tener hijos….el dinero, el trabajo no deben ser los determinantes únicos para tener familia.

Hoy mas que nunca es más fácil no casarse ni tener hijos que lo contrario, pero a pesar de esta tendencia modernista, gracias a Dios, siguen existiendo hombres y mujeres en edad de procrear que tienen ilusión y esperanza en crear una familia y tener unos hijos a los que querer educar para que sean felices y buenos ciudadanos.

Ya que hay una ley de paridad, que discrimina positivamente a las mujeres, no hay peor situación que una mujer machista.
Todas las mujeres-madres tendríamos que exigir, hoy antes que mañana, la equiparación en el trato social, familiar y económico en los varones-padres, ellos también tienen y pueden desarrollar mas si se necesita su ternura, afectividad y responsabilidad familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *