Meterse con él por su forma de ser

La familia de una niña de 10 años presentó el pasado lunes una denuncia. Su hija fue presuntamente víctima de agresiones y vejaciones por parte de ocho compañeros de su curso desde el curso pasado.
El niño sufrió diversas heridas en el tórax, por lo que tuvo que ser trasladado al servicio de urgencias del hospital. El nombre de la víctima era Iván, tiene 14 años, y lleva dos sufriendo un calvario en su centro de estudios. Según Belinda, su madre, se meten con el porque es tímido e introvertido, y alguna vez lo han tenido que llevar ya al hospital.
Algunas chicas de la clase reconocieron, sin revelar su identidad por miedo, que a Cristina en una ocasión tres compañeras la esperaron al finalizar la jornada escolar y en la puerta del instituto le “tiraron del pelo y la insultaron”. Recordaban también que ella era “una estudiante muy brillante y generosa”. Fueron también los familiares los que desvelaron que en diciembre habían presentado una denuncia. Versión que, a mediodía de ayer, ratificó la policía. La denúnca se presentó a raíz de otra agresión, que incluía golpes, de estas mismas compañeras.
Pero la ESO fué quizás la peor época, en 1º de ESO me tocaron 2 repetidores detrás de mi sitio donde se propusieron amargarme la vida, me pegaban a diario y se metían conmigo, en casa no me atrevía a contar nada, es mas, ese año fué el único que conté de mi propia boca lo que sucedía, pero en mi casa no se le daba mayor importancia a que dos compañeros míos me pegasen día si y día también. Llegado el 2º trimestre, uno de ellos de un puñetazo me rompió las gafas.
Recuerdo mi paso por el Instituto como una de las peores épocas de mi vida. Creo que mis problemas relacionales se consolidaron allí, gracias a intolerancia de los compañeros. Yo no encajaba y eso no está permitido. No puedes tener un expediente brillante, no ser fea, no ser ni pelota ni empollona, saber divertirte y no seguirle el juego a los líderes del grupo. No te lo permiten, así que tienen que amargarte como sea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *