LE PLANTA CARA A LOS VIDEOJUEGOS VIOLENTOS

Fernando Heller
La UE abrió ayer la veda en una particular cruzada moral contra los videojuegos violentos y aquellos que hacen apología de acciones brutales o inhumanas. Ha sido el locuaz comisario de Justicia, Libertad y Asuntos de Interior del bloque, Franco Frattini, quien lanzó la voz de alarma sobre este tipo de productos que muchas veces llegan de manera indiscriminada a niños y jóvenes en hogares y salas de Internet de media Europa.

En una carta, Frattini, que es además vicepresidente del Ejecutivo de Bruselas, propuso ayer -siempre con el agudizado sentido de la oportunidad política que le caracteriza- a los ministros de Interior de los 25 que redoblen su atención sobre los videojuegos “supuestamente recreativos”, pero que suponen “terribles ejemplos para los niños, a quienes pueden provocar e incitar a que tengan actitudes violentas y considerarlo como normal”.

En declaraciones a La Gaceta, fuentes próximas al comisario explicaron que uno de los ejemplos nocivos que señala la Comisión es el Rule of Roses, ambientado en la Inglaterra de los años 30, y en el cual una chica sufre acoso psicológico y violencia física. En España, la compañía Proein ha retrasado su lanzamiento, previsto en principio para octubre.

El comisario aseguró sentirse verdaderamente conmocionado por la “propuesta violenta” al usuario: “Me ha impactado profundamente por su obscena crueldad y brutalidad. Juegos en los cuales es posible derribar a gente corriente que pasea por la acera o en los que tienes que acosar a niños en el colegio son ejemplo de juegos intrínsecamente obscenos y perversos”, aseguró.

“Podríamos focalizar nuestro esfuerzo (de los ministros de Interior) en la relación entre nuestros niños y el mundo interactivo (videoconsolas, videojuegos, ordenadores y móviles de tercera generación) al que se ven confrontados los niños en nuestros días: un mundo que ofrece tanto buenas posibilidades como peligros que acechan”, dice Frattini.

En la misiva a los responsables de Interior, el comisario propone establecer un. sistema de intercambio de opiniones para llegar a identificar la “trascendencia” del problema. En principio, se prevé que los ministros se reúnan en Bruselas e15 y 6 de diciembre en un Consejo de Ministros del ramo (JAI) para analizar el fenómeno.

A pesar de los llamamientos a las autoridades a redoblar la guardia, el comisario italiano señaló como prioritario que sean los padres quienes adopten una actitud vigilante y pongan remedio a la situación antes de que pueda ser demasiado tarde.

La ambición de la Comisión en la lucha contra los videojuegos nocivos es tal, que se llega a proponer establecer un código ético que regule de forma voluntaria las normas de comportamiento de, entre otros, fabricantes y distribuidores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *