LAS FAMILIAS DESPIERTAN ANTE EL PELIGRO DE LAS DROGAS

Jorge Valero
La sociedad española empieza a manifestar una mayor concienciación en relación con el problema de las drogas. Ésta es la opinión del presidente de Proyecto Hombre. Albert Sabatés que, con los datos en la mano del Informe sobre la percepción de la familia ante el abuso de drogas de sus hijos, destacó que, en 2005, aumentó en un 50 % las demandas de las familias para que los jóvenes reciban ayuda terapéutica en los centros de esta organización.

El presidente de la organización subrayó la importancia de contar con la implicación de las familias en el proceso de recuperación de los jóvenes consumidores, que cuentan con una edad media de 18,2 años, y destacó la importancia de un acertado equilibrio entre libertad y responsabilidad en el trato con los hijos. Además, la organización cree que el entorno social de los resulta totalmente desconocido para la mayoría de los padres, lo que representa un factor de riesgo determinante para el consumo de drogas.

Sabatés comentó ayer en la presentación del estudio que, durante el pasado año, casi 2.000 adolescentes y 3.000 familiares se acercaron hasta uno de los 26 centros de tratamiento y rehabilitación que tiene esta ONG en España. De ellos se seleccionaron a 163 familias para elaborar este informe. El crecimiento significativo de la demanda de ayuda, que muestra este trabajo, fue interpretado por Sabatés como “una realidad preocupante que no deja de tener su lado positivo”.

La preocupación por atajar el consumo de estupefacientes por parte de los propios afectados y sus familias contrasta con la escasa visibilidad que tienen las drogas como problema por parte de la sociedad. Así, en el último barómetro del CIS del mes de abril, tan sólo un 4,8°% de los españoles opinaba que eran uno de los tres principales problemas de nuestro país, y sólo un 3,2% de los jóvenes consideraba las drogas como uno de los dos principales problemas personales, recogido en la primera oleada del sondeo de la juventud española de 2005.

Sin ocupación

El informe elaborado por Proyecto Hombre también ha servido para trazar un perfil del consumidor adolescente de drogas y su entorno familiar. Así, uno de los datos más significativos es que el 25,5% de los adolescentes no tiene ninguna ocupación, ni estudia ni trabaja. Igualmente, de los adolescentes que recibieron tratamiento, un 85% son de origen español y e115% de procedencia extranjera lo que, para los responsables de la organización, ilustra que el “consumo de drogas afecta a todas las capas sociales. Nadie se libra”.

El dossier también apunta que es la madre, en el 50% de los casos, la que primero pide ayuda, frente a1 39,8°% de ocasiones en las que son ambos padres. Igualmente, refleja que un 3% de los progenitores admitió consumir alguna de estas sustancias.

El lado oculto de las drogas

ÉXTASIS: Alteración grave del ritmo cardiaco, subida de la temeratura corporal, contracción de la mandíbula, temblores y convulsiones, aumento del estado de alerta, insomnio. insuficiencias renales y hepáticas.

CANNABIS: Síndrome amotivacional: apatía y disminución del interés en el individuo, unido a una frecuente disminución en la capacidad de concentración y de memorización, especialmente en consumidores diarios.

COCAÍNA: Hemorragias nasales, problemas respiratorios, alteración del sueño, inquietud, trastornos nutricionales, cefaleas o accidentes vasculares, que pueden llegar al infarto cerebral, o disminución de la memoria.

LSD: Trastornos de depresión y ansiedad, episodios depresivos graves, cuadros psicóticos de tipo esquizofrénico, conductas de carácter paranoide, deficiencias en la memoria y en el pensamiento abstracto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.