LADRONES DE CEREBROS

Scott, Tom y Grice, Trevor
Ed.: Palabra
Aunque los autores han hecho un esfuerzo de divulgación, el contenido del libro no puede evitar hacer referencia a cuestiones químicas o neuronales. De un modo sistemático, estos dos autores a lo largo de tres grandes capítulos explican lo que en el subtitulo se indica como “lo que todo joven debiera saber sobre las drogas.”

Además de ser cierta la afirmación, también lo es que además debemos saberlo los adultos que intervenimos en su educación. El carácter científico de las explicaciones aporta datos que permiten que conseguir que el alumno no lo considere sólo como una cuestión moral. Los daños cerebrales ocasionados por el consumo de drogas son siempre graves y, en algunos casos, difícilmente reversibles. De un modo ordenado, los autores van analizando los distintos tipos de drogas, los datos nuevos que aportan las investigaciones. En muchos casos, narran casos reales que ilustran la dificultad de superar la adicción a partir de un determinado nivel; lo que no evita que cada persona sea única y debemos luchar por recuperarla esté en el estadio que esté. En la tercera parte, la más breve, explican de una manera sumamente pedagógica el funcionamiento de algunas partes del cerebro, lo que facilita mucho la comprensión de los daños causados por las drogas. En mi opinión ese capítulo debiera ir al comienzo, porque ayudaría a entender mejor el tema. Para la persona poco habituada a tratar temas relacionados con drogas, los nombres de las diversas drogas se prestan a que su memorización les resulte difícil. Por eso, para el educador más que un libro de estudio es un libro de consulta y ante cada caso, poder leer, o dar a leer, el texto específico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *