La Vida es preciosa

El profesor pidió silencio y la total atención de la clase. “Damas y caballeros”, comenzó, “pronto serán doctores. Ahora, vamos a suponer que tienen frente a ustedes a una pareja que necesita consejos. El esposo tiene sífilis y la esposa tiene tuberculosis. Ellos tienen 4 hijos que viven: uno es ciego, otro es sordo y mudo, otro tiene tuberculosis y el cuarto está deforme”. “Ahora la madre está esperando de nuevo. Ambos el esposo y la esposa aceptan la posibilidad de un aborto, pero les dejan la decisión final a ustedes.” “Doctores, ¿que les aconsejarían? Bajo tales circunstancias, ¿deberían tener el aborto?” Se dejó que la clase tuviera unos minutos para meditarlo y luego se hizo una votación.

La mayoría de los estudiantes estaban en favor del aborto en dichas circunstancias. “Felicidades”, dijo el profesor a los estudiantes, “acaban ustedes de abortar a BEETHOVEN!

Una madre de tres hijos llega con el médico para decirle que quiere abortar al niño que lleva en su vientre. “No tengo con que mantener a cuatro” dijo despreocupada. El médico dijo, “porque no deja que nazca su hijo, y ya que veamos cual de los cuatro es el más feo, LO MATAMOS!?? ¿Tenemos derecho de decidir sobre la vida de otra vida?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *