LA RELACIÓN ENTRE LA FAMILIA Y EL COLEGIO

Virginia Uribe
¿Por qué es tan importante la buena relación entre los padres y el colegio de sus hijos?

Este tema es de vital importancia si pretendemos educar a nuestros hijos de una forma integral ya que ambas partes tienen que ir a una y educar en la misma dirección. No estaríamos educando correctamente si la familia y el colegio fuesen en direcciones distintas.

El colegio no suple a la familia pero en él debe continuarse la labor iniciada por los padres y completar otros aspectos.

“La educación en su sentido más amplio se recibe en casa y es responsabilidad de los padres. Aun cuando el sistema educativo sea el óptimo para la formación académica del niño, al colegio no se le puede pedir más de lo que pueda dar. Las formas de analizar el mundo y comportarse, las normas de convivencia, urbanidad y buenos modales, los valores morales y los principios básicos como persona, sólo pueden aportarlos los padres” (Dr. Kovacs)

De todo ello se deduce la importancia que tiene que la elección de colegio para nuestros hijos, desde el principio, sea la correcta ya que esta va claramente en beneficio del niño.

Una vez que unos padres dan por válido un proyecto educativo como el mejor para sus hijos, estos tienen que experimentar y vivir que el colegio no es para sus padres el “sitio donde les aparcan para ir a trabajar”, sino que el colegio es el lugar pensado por ellos como el mejor para su desarrollo.

En nuestras casas, el colegio de nuestros hijos, no puede ser un ente diluido o lejano; el colegio tiene que formar parte de nuestras familias.

Si todo lo dicho anteriormente lo vemos y vivimos así, creo que entre los padres y el colegio nunca llegará a haber malos entendidos que en muchos casos pueden llegar a ser absurdos. Al colegio, y más en la etapa infantil, es a donde hay que ir a descargar nuestras preocupaciones e inquietudes sobre el bienestar de los niños, su desarrollo, etc. Nunca un padre ha de quedarse con dudas sobre lo que se hace en el colegio de sus hijos.

También está bien recordar que el cauce para hablar de nuestras preocupaciones, ha de ser siempre el adecuado y aquel que realmente sea capaz de resolvérnoslas.

Este es un tema que ayuda mucho también al personal docente que atiende y educa a nuestros hijos.

Y hablando de relación, no podemos dejar de tocar algunas pinceladas de la coherencia de vida. Para formar a un niño las dos partes tienen que estar aliadas en todos los campos de la formación y los padres elegimos el colegio también por su ideario. Entre ambas partes tenemos que lograr su formación integral, que abarca:

1.- El campo material

2.- El campo intelectual

3.- El campo humano

4.- y el espiritual

Y estos campos no podemos verlos nunca como aislados. Los niños en ningún tema que incumba a su educación, pueden tener dos puntos de vista o dos fuentes de información diferentes.

Al elegir el Colegio tendremos que tener siempre en cuenta y por encima de todo, nuestras costumbre, nuestra forma de pensar y en definitiva lo más importante, nuestro estilo y formas de vida.

Y cuando en algún tema esto no se cumpla, habrá que poner en la balanza para saber en conciencia que es lo que conviene a nuestros hijos.

Es de todos sabido que lo que más estabilidad da a un niño, es la coherencia de sus padres.

No podemos dejar de recordar que la tutoría, ese medio formativo tan importante para los padres, es donde encontraremos mayor conexión y contacto con el Colegio.

Para los padres es necesario mantener entrevistas periódicas con la profesora ya que con esa persona nuestros hijos pasan muchas horas al del día y además la relación de niño/profesora está muy marcada con acciones muy concretas en el desarrollo cerebral.

Como padres debemos exigir que en esas entrevistas, se traten todos los campos que anteriormente hemos mencionado para ir marcando JUNTOS el mejor camino para nuestros hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *