LA PROGRAMACIÓN INFANTIL ES RENTABLE

Carmen de Andrés
En cinco meses de vida de TDT los canales temáticos infantiles han multiplicado por cuatro sus audiencias, en parte debido al empuje de unos padres preocupados por los contenidos televisivos que veían sus hijos.

Han sido muchas las asociaciones de telespectadores, profesionales de los medios de comunicación y del ámbito educativo, padres, etc que vienen reivindicando desde hace años una programación adecuada en televisión para los menores. La televisión generalista, que cuenta con muy pocos programas específicos para niños, además continuamente ha infringido su propio código de autorregulación sobre contenidos televisivos teóricamente elaborados para proteger a niños y jóvenes en franjas horarias susceptibles de exposición infantil masiva.

Ante esta carencia, algunas cadenas han apostado por los canales infantiles y esta apuesta les está reportando aumentos considerables en sus audiencias. Esta aventura empresarial comenzó el pasado verano. En aquel momento nació una etapa para la programación infantil y las nuevas emisiones en la TDT en España. Por primera vez en la historia, una cadena de televisión comenzaba a emitir dibujos y programas para niños 24 horas al día. Nacían los canales temáticos específicos para niños.

Un vistazo a las audiencias de la televisión temática permite hacerse cargo de la buena acogida de los canales destinados a los niños. El consumo de televisión de pago en la franja 4 y 12 años duplica a la media. Cinco ofertas infantiles y juveniles se cuelan entre los veinte primeros puestos: el preescolar Playhouse Disney es el rey con un 3,9% de cuota mensual en septiembre, seguido de Jetix (1,9%), Nickelodeon (1,6), Cartoon Network (1,4%) y su canal hermano y más nostálgico, Boomerang (1,3%).

La televisión infantil también es la favorita en la Televisión Digital Terrestre. Entre las cadenas de TDT que no tienen emisión analógica, las tres primeras del mes de septiembre se dirigían al público infantil y juvenil: Antena. Neox lideró con una cuota digital del 3,7% y una audiencia media de 41.000 espectadores; Disney Channel le seguía con un 3,6% y 40.000 espectadores, y Clan TVE ocupaba, a muy escasa distancia, la tercera posición, con un share del 3,5% y 39.000 espectadores.

El éxito de esta oferta refleja una nueva realidad en el contacto de los niños con la pantalla. El uso de la televisión como mero acompañamiento o como complemento educativo no es nuevo, pero sí lo es el acceso universal a una oferta, variada y segmentada para públicos definidos por la edad y el interés, que complementa a los tradicionales espacios de las televisiones generalistas. La ficción televisiva infantil es cada vez más una obra de ingenio e ingeniería repleta de impulsos, conocimientos y sensaciones realizados por expertos en contenidos didácticos.

El pasado 1 de julio, Disney Channel España abría su emisión y dejaba de ser una oferta de pago por primera vez en el mundo. Como contrapartida, el canal comenzó a emitir publicidad junto a la ya habitual autopromoción. La parrilla del canal cubre desde el público más menudo- con la franja Playhouse- hasta el adolescente, con espacios como Hannach Montana, High School Musical o Camp Rock que extienden el fenómeno fan entre una población cada vez más joven. En cinco meses de vida el canal ha conseguido multiplicar por cuatro su audiencia desde que se distribuye por la plataforma digital. Además, el 37,8 de los niños entre 4 y 12 años ven cada mes la TDT a través de la cadena Disney.

El canal infantil de la corporación pública Clan TVE, ofrece una programación dedicada a los más pequeños durante el día, con un enfoque complementario a las franjas de La 2, mientras que la noche está dedicada al entretenimiento juvenil.

La oferta de Antena. Neox es más juvenil, generalista y desenfadada, no en vano, cuenta entre su parrilla diaria con series de animación más adulta y programas destinados a mayores de 13 años. El contenedor infantil, Guasanga, cuida la interactividad a través de Internet, se esfuerza por emitir una imagen fresca y habla a sus espectadores de ciencia, informática o sus estrellas favoritas.

Qué decir tiene que los padres y educadores están encantados de esta oferta televisiva. El 97% de los padres sondeados por la cadena Disney Chanel, publicaba diario El Correo en un artículo, están encantados con los canales temáticos para niños y además, admiten haber deseado en más de una ocasión que las televisiones generalistas ofrecieran contenidos adecuados para niños que les “permitiesen disfrutar de la televisión en familia”. Asimismo, más de la mitad de los padres reconoce que están más interesados en la plataforma digital desde que ofrecen contenidos infantiles y familiares. La revolución de los canales específicos para niños está aquí, y ha llegado para quedarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *