La educación personalizada según el sexo, una solución eficaz y legal al fracaso escolar.

Según datos del MEC, un 33% de los alumnos españoles abandonan los estudios tras la ESO. De todos los países de la Unión Europea, sólo Malta y Portugal superan nuestras cifras de fracaso escolar. Estadísticas, informes y experiencias demuestran objetivamente cómo la atención a las diferencias en el aprendizaje de niños y niñas ayuda a elevar el rendimiento académico y la eficacia de la labor docente.

En el marco de la Ley orgánica 2/2006 de 3 de mayo de educación (LOE), es posible la creación de grupos homogéneos por sexo en los centros
mixtos; la creación de centros escolares diferenciados por sexo y su financiación pública en las mismas condiciones que los centros escolares mixtos. También sería legal la separación por sexo en colegios públicos.
Nuestros Tribunales consideran que la educación diferenciada por sexo no es discriminatoria si las condiciones y objetivos formativos son idénticos para niños y niñas. Es una opción dentro del derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos. La separación por sexo en las escuelas se reconoce también como modelo pedagógico legítimo en Tratados internacionales ratificados por España.
En conclusión, el derecho a la igualdad debe enmarcarse en el derecho a la diferencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *