LA EDUCACIÓN DEL CARÁCTER

Hernández-Sampelayo, María
Ed.: Ediciones Internacionales Universitarias
LA AUTORA – María Hernández-Sampelayo. Es licenciada en Geografía e Historia (Moderna y Contemporánea) (Universidad Autónoma de Madrid); Licenciada Filosofía y Letras, (Historia) (Universidad de Navarra); Doctora en Historia (Universidad de Navarra).
La autora ha pasado una temporada en Estados Unidos investigando. Además da clases de Magisterio en España y ha podido realizar con la ayuda de sus alumnos algunas experiencias basadas en datos reales de centros educativos españoles. No sé la amplitud de las experiencias en Estados Unidos, en extensión y profundidad, sí me parece que las que relata van en la dirección correcta porque se basan en la realidad de la naturaleza humana y aspiran a alcanzar metas valiosas. Me ha parecido muy interesante el enfoque que recoge de la educación para ciudadanía, donde el fundamento está en el servicio a los demás. Aprender a darse es fundamental para lograr una familia sólida y estable y para alcanzar una personalidad madura. En el capítulo sobre educación para la diversidad, junto al hecho positivo de conocer y aceptar las diferencias de raza, religión, etc. trata otras cuestiones que la alejan de la educación del carácter. Las experiencias que narra de España me han parecido poco relevantes. El epílogo es bueno. Aceptar el fracaso forma parte esencial de la vida. Lo sintetiza muy bien con la frase que recoge de Quevedo: “El que quiere de esta vida todas las cosas a su gusto, tendrá muchos disgustos”.

La valoración global es interesante, va mucho más allá de lo políticamente correcto, pero sólo es posible llevarlo a cabo cuando los educadores tienen unas bases antropológicas acertadas y en ambientes fértiles donde puedan desarrollar esas virtudes que tratamos de desarrollar. A veces no queda claro qué es competencia de padres, educadores, otros agentes sociales y el propio interesado. Quien se plantee esta meta tendrá que delimitar los campos educativos para lograr la colaboración de todos los que intervienen en la forja del carácter de una persona concreta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *