Insultarle

“Me insultaban en los recreos, al salir del colegio y también en las clases, delante de algún profesor, pero hacían como que no oían”, denunció ayer una ex alumna del mismo instituto de Jokin. Sus compañeros de clase comenzaron a presionar a ella y a su hermana llamándolas “arruinadas” y “drogadictas” e insultándolas
La chica explicó que a ella “le tocó la primera” y que después fueron a por Jokin, el joven de 14 años que se suicidó y con el que coincidió en clase hasta 2003. La chica recuerda cómo Jokin era uno de los pocos que le hablaban, aunque “sólo cuando estaba a solas”, porque si lo hacía en compañía de sus acosadores a Jokin “le miraban mal”.

Los compañeros de clase de las dos chicas, incluidos los ocho presuntos acosadores de Jokin, comenzaron a presionarles llamándoles “arruinadas” o “drogadictas”. “Antes estaba acompañada, por mis hermanos mayores, pero luego me encontraba sola en todo momento. Me insultaban en los recreos, al salir de clase y también en ellas, delante de algún profesor, que hacía como que no oía nada”, declaró la joven. Dado el cariz que tomaban los acontecimientos, los padres de esta joven decidieron la pasada Semana Santa, unos meses antes de que finalizase el curso, sacar a su hija del instituto. Según dicen, su hija “no podía más”. La chica asegura ahora que, tras su marcha, los que la acosaban a ella pasaron a ensañarse con Jokin.

“Un centro de Secundaria de la zona hace cuatro años detectó en un aula de Informática que tres alumnos escribían palabras injuriosas y amenazantes contra una alumna que en aquellos momentos se encontraba en una situación familiar muy problemática. El profesor se impactó al leer:” Rata, ya verás lo que vamos a hacer contigo….”.
El cambio de colegio no ha sido, ni tan siquiera, una solución provisional, ya que los supuestos agresores de la niña van en búsqueda de la pequeña y sigue soportando insultos.
El miércoles, ese hostigamiento estuvo a punto de terminar en tragedia cuando, al acabar de jugar un partido de fútbol entre alumnos del colegio, el menor fue increpado y amenazado por cuatro jóvenes de su misma edad. Los menores llegaron a encarar e insultar también a su madre

Cuarenta estudiantes de una escuela secundaria femenina de Bournemouth, en el sur de Inglaterra, fueron suspendidas después de que una cámara de circuito cerrado las grabara mientras atacaban a una adolescente de 15 años. La directora de la Glenmore School, Pamela Orchard, tomó la medida después de ver la filmación. La adolescente agredida no sufrió lesiones físicas, pero sí empujones y abusos verbales, y quedó en estado de shock
Un grupo de 14 menores han sido identificados por la Ertzaintza acusados de aporrear la puerta de una vivienda de la localidad guipuzcoana de Tolosa, además de amenazar, insultar y acosar a una chica también menor de edad.
Según el relato de los hechos, los agresores aprovechaban los cambios de clases, cuando uno de los chicos vigilaba por si aparecía un profesor, mientras los otros agredían a la menor y le insultaban.
Esta es la denuncia de la madre de un alumno de 14 años, que recibe desde hace meses insultos, amenazas e incluso golpes por parte de varios de sus compañeros. “Él asegura que le han humillado e incluso abofeteado”.
Un centro educativo al que este adolescente de 14 años acude, como la mayoría de los estudiantes, para formarse, pero en el que principalmente no hace más que recibir insultos, alguna que otra amenaza, e incluso golpes propinados por otros compañeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *