Hacer gestos de burla o desprecio

En la ultima excursión me tiraron una lata de coca-cola enterita por encima, no me iba a arriesgar a que me hicieran otra cosa, por eso no he ido.

La gente se da la vuelta a veces y me mira, y me dicen q haces ahi sola? y se rien. Pero realmente si voy con ellos, si me siento con ellos hacen como si no estuviera, y ni siquiera responden a lo q les pregunto.
Ayer me fue mal en clase, bueno en el patio, pero no tengo ganas de contarlo eso. Hoy me han escupido.
Desde el curso pasado, cuando empecé el instituto, unas niñas mandan papelitos con insultos y burlas de mí. Cuando los ven los compañeros se ríen y se burlan. La profesora las ha castigado pero lo siguen haciendo
Un día que los padres fueron a recogerla a la entrada del centro, se encontraron con un grupo de jóvenes que “nos amenazaron con gestos y pitones en la mano y nos siguieron amenazando de muerte hasta mi barrio”.
Una familia de Blanes (Girona) ha denunciado públicamente que su hijo, de 12 años, ha sido víctima de un caso de acoso moral en la escuela donde estudia por parte de alumnos del centro, pero de edad superior. Según la madre de la víctima, el menor, que cursa primero de ESO, era acosado cuando salía de la escuela por jóvenes de unos 16 años, en su mayoría repetidores de secundaria. La víctima, que llegó a pedirle a su madre pastillas para dormir, nunca fue agredido físicamente pero sí moralmente, ya que le insultaban e incluso le escupían.

“A menudo escucho que os referís al hombre que comete un delito como si no fuera uno de vosotros, como un extraño y un intruso en vuestro mundo… Mas yo os digo que de igual forma que ni una sola hoja se torna amarilla sin el conocimiento silencioso del árbol, tampoco el malvado puede hacer el mal sin la oculta voluntad de todos vosotros”.

Palabras del escritor libanés Jalil Gigrán

Cualquier reproducción ha de citar la fuente www.acosomoral.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *