GTA IV, PERFECCIÓN TÉCNICA AL SERVICIO DE LA VULGARIDAD

El lanzamiento de Grand Theft Auto IV (GTA 4) ha marcado claramente un hito en la industria del videojuego. La empresa Rockstar anunció haber alcanzado en el día de lanzamiento, 29 de abril, la cifra de 3,6 millones de unidades vendidas, lo que supone unos 310 millones de dólares. Al final de la primera semana, la cuarta edición de la saga GTA había alcanzado los 500 millones de dólares en ventas.

Desde el punto de vista del marketing, fue el primer videojuego lanzado a través de una campaña mundial, en muchos aspectos muy similar a la de un gran film. Para los apasionados del juego, el fabricante ofrece una presentación que incluye un libro sobre la saga y otros productos de merchandising. No sólo es clara la convergencia de medios (en este caso el texto impreso es consecuencia de una historia nacida en el digital), sino también la capacidad de los videojuegos de generar una marca, fidelizando usuarios y desarrollando el sentido de pertenencia de sus seguidores.

Liberty City en 3D

En GTA 4 se da vida a Niko Bellic, el personaje principal de la saga, que llega desde Europa del este a Nueva York, lleno de deudas de juego. En América vive en pobres condiciones, y se encuentra con su primo Roman, supuestamente de buena posición económica. Sin embargo, Niko descubre rápidamente que todo es un engaño y debe cuidar de Roman y salvarlo de violentos matones, mientras trata de descubrir la manera de hacerse con dinero suficiente y contactos que les permitan salir de la difícil circunstancia en que se encuentran. La trama se desarrolla en Liberty City, la misma del GTA 3, modelada completamente en 3D a partir de imágenes digitalizadas de Nueva York y Nueva Jersey.

Para avanzar durante las más de 50 horas necesarias para dominar el juego, Niko debe cumplir una serie de misiones (que incluyen desde despachar droga hasta asesinar determinados personajes molestos, en algunos casos policías). Puede desplazarse en escenarios de una excelente calidad gráfica, utilizando innumerables tipos de vehículos (helicópteros, autos, patrullas policiales, motos, camiones, ambulancias, etc.), muchos de ellos robados, escuchando la música –más de 100 canciones– de las auto radios.

El jugador (en su rol de personaje principal) puede, además de nadar, emborracharse, utilizar minijuegos electrónicos, navegar por Internet, comprar ropa y armas de fuego, participar de citas amorosas, contratar prostitutas y asistir a shows inmorales en diversos night clubs. Para atraer la atención policial necesaria que le permita secuestrar una patrulla, Niko no dudará en asesinar indiscriminadamente peatones desarmados.

Alto realismo

Desde el punto de vista técnico estamos frente a un producto único. Por primera vez GTA incorpora gráficos de alta definición que incluyen la sincronización de los movimientos faciales y efectos climatológicos, así como también tecnología de inteligencia artificial que modela todo tipo de movimientos con altísimo realismo. La plataforma XBox permite sesiones online entre varios jugadores, cumpliendo misiones simultáneas en equipo (la puntuación en este caso se valora en dólares y depende básicamente del número de personas asesinadas).

A pesar de la perfección técnica de GTA, el análisis realizado por el sitio especializado Common Sense es claro: un análisis ético y educativo hace desaconsejable usarlo (y no sólo a menores de 18 años). Lenguaje y situaciones inmorales, violencia extrema, comportamientos antisociales y perversión sexual son constantes durante todo el juego.

El gameplay (lo que en una película sería el guión) es complejo y articulado. A pesar de las clásicas regulaciones del estilo PEGI o ESRB, está claro que entrenarse durante más de 50 horas en un ambiente de vulgaridad, violencia y sexo solo puede servir para descubrir el lado oscuro de los new media.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *