Fracaso escolar

Los resultados de los trabajos de investigación sobre el nivel de conocimiento de los estudiantes son poco esperanzadores y se constata un alto nivel de fracaso escolar. Según el informe de la Comisión Nacional del Día del Niño, fracasan en la E.G.B. el 50 % de los alumnos. Según otro estudio realizado en Cataluña, el 25 % de los alumnos de 15 años no comprende lo que lee.

En otra investigación realizada en 25 países con participación de medio millón de escolares se concluía que los alumnos españoles de 13 años obtenían calificaciones inferiores en Matemáticas a la media internacional, ocupando España el número 20.

Ante estos hechos cabe preguntarse: ¿quién fracasa, el alumno, o el sistema escolar, o la familia, o la sociedad? ¿cuáles con las causas? Las causas siempre son múltiples en el complejo mundo del aprendizaje, pero en la actualidad podemos destacar la influencia negativa de la televisión, los videojuegos y otros inventos electrónicos.

Según la Asociación de Telespectadores y Radioyentes, los niños españoles son los más “teleadictos” de Europa: el 97 % de los chicos están enganchados a la tele unas tres horas y veinte minutos diarios por término medio. Esto significa que cuando tengan 60 años, habrán pasado más de 8 años delante de la televisión.. Hacia las 8 de la mañana unos 900.000 niños desayunan acompañados de los dibujos animados y el 69 % de ellos siguen algún espacio televisivo hasta las once y media de la noche. Cuando estos chicos van al Colegio, ¿tienen la mente despajada para comprender las Matemáticas, la Lengua o el Inglés en buenas condiciones? Otra forma de entretenimiento favorita para el 60 % de los niños son los videojuegos, según la Asociación de Fabricantes de Juguetes. Además de las videoconsolas, cabe destacar también actualmente los juegos de ordenador. Estos mundos virtuales hacen que muchos niños encuentren problemas para distinguir el mundo verdadero y el fantástico, y se ponen nerviosos en un 55 % de los casos.

Estas circunstancias que nos han traído las nuevas tecnologías pueden ser muy negativas para el rendimiento escolar de los alumnos sobre todo si no se dosifica el tiempo prudentemente.

Como señala el profesor Bernabé Tierno “desde los 3 ó 4 años los chicos necesitan saltar, correr, jugar, divertirse con sus compañeros… y a veces sustituyen todo eso con series y más series de dibujos animados.”
Arturo Ramo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *