Epitafios de cuidado

1. En la tumba de Groucho Marx: «Disculpe que no me levante, señora».
2. En una tumba del cementerio de Salamanca: «Con amor de todos tus hijos, menos Ricardo que no dio nada».
3. En la tumba de Orson Welles: «No es que yo fuera superior. Es que los demás eran inferiores».
4. Lo puso un marido en la tumba de su suegra: «Aquí yaces y yaces bien, tú descansas y yo también».
5. El difunto pesaba 140 kilos e hizo infinitas curas de adelgazamiento: «Por fin me quedé en los huesos».
6. En la tumba de Miguel de Unamuno: «Sólo le pido a Dios que tenga piedad con el alma de este ateo».
7. En una tumba del cementerio de Guadalajara: «A mi marido, fallecido después de un año de matrimonio. Su esposa con profundo agradecimiento».
8. En la tumba de José Solís Ruiz: «Aquí se puede ser ministro de cualquier cosa, menos del “movimiento”».
9. Un joven y chistoso calavera quiso ser enterrado con el ataúd puesto de pie; él mismo dictó el epitafio: «Para no decir como siempre “aquí yace”, está de pie y duerme en paz».
10. «Necesité toda una vida para llegar hasta aquí».
11. En la tumba de Johann Sebastian Bach: «Desde aquí no se me ocurre ninguna fuga».
12. Lo puso el obispo, que no les quiso dar la extremaunción y borró otro que había puesto el matrimonio en vida. «Eran muy buenos los dos, y fueron de Dios en pos, como va todo el que muere, pero no están junto a él, porque el obispo no quiere».
13. En la tumba de Marlon Brando: «¡Otra vez protagonista de la ley del silencio!»
14. Lo puso el marido: «Pronto estaré contigo». Un conocido al ver las fechas tan distantes de fallecimiento escribió debajo: «Creí que no venías».
15. «Algo tengo, por cierto, aquí no pagaré ningún descubierto».
16. Lo puso un marido en la tumba de su suegra: «Tanta paz encuentres, como tranquilidad me dejas».
17. En la tumba de un conocido actor, célebre por su caballerosidad: «Le ruego me perdone si esta vez no me levanto».
18. En el cementerio de la Almudena de Madrid: «Aquí estoy con lo puesto, y no pago los impuestos».
19. Lo puso en la lápida unos días antes de morir: «Os dije que estaba enfermo».
20. «Aquí reposa Pepe Carrascosa, en su vida no ha hecho otra cosa».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *