El sentido de los exámenes

Ya que, de momento, los exámenes parecen inevitables, ¿por qué no intentas ver también su lado positivo? Puedes considerarlos como una ocasión para expresar tus conocimientos, una manera de conocer y corregir tus fallos cara al futuro.

Pensar positivamente elevará tu ánimo y moral. Piensa que la situación de nerviosismo y estrés que se produce ante un examen es, prácticamente, la misma que vive un atleta que tiene que saltar un listón a dos metros de altura.

Si empiezo diciendo:”No puedo hacerlo, voy a derribar el listón”, “no puedo asimilar tanta materia, voy a suspender”. ¿Qué es lo más probable que ocurra? El atleta con tan poca confianza en sí mismo, derribará el listón, el estudiante no sacará todo el partido que pudiera al examen.

Por tanto, sé optimista en tu forma de pensar:

Evita etiquetarte de estúpido o incapaz

Piensa que cada examen es una oportunidad de aprender

Rechaza la creencia de que los exámenes son experiencias definitivas e irrevocables

Aumenta tu motivación vinculando tus exámenes actuales con tus objetivos futuros: (“bueno ahora quizás sufra un poco pero si estudio duro y termino los estudios seré un brillante….”)

Piensa en tus éxitos pasados y considera que con la preparación y el trabajo apropiados seguirás obteniendo resultados similares.

No se estudia para aprobar. Se estudia para saber, pero hay que demostrar que se sabe, y eso se hace a través de los exámenes.

Los exámenes tienen diversas finalidades:

1. Desarrollo intelectual:

a) integración y consolidación de los conocimientos.
b) relación entre las diversas partes de una disciplina.

2. Desarrollo de la voluntad:

a) refuerzo de la autodisciplina.
b) el examen como obstáculo a superar: preparación para las dificultades y obstáculos de la vida profesional.

3. Finalidad social:

el examen como comprobación de unos conocimientos exigibles para el desempeño de una misión en la sociedad.
Son inevitables en una sociedad selectiva que ofrece los mejores puestos de trabajo a quienes demuestran estar mejor preparados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *