EL OPTIMISMO. UNA APUESTA NECESARIA

Martí, Miguel-Ángel
Ed.: Ediciones Internacionales Universitarias
El optimismo es una manifestación del amor a la vida y responde más a una decisión personal de ser que a algo dado por naturaleza, si bien el temperamento predispone en una un otra dirección. Entre los rasgos que ayudan a ser optimista está el de distinguir entre realidad y deseo; en la medida que asumamos la realidad dejaremos de estar a la espera de un futuro mejor que no se sabe si llegará; eso trae consigo adoptar una postura pro-activa antes las dificultades, sabiendo aceptar las limitaciones inevitables y esforzarse por cambiar las posibles. Conseguir que la inteligencia domine los estados de ánimo, o la imaginación evitando que las sombras, como Búcefalo, nos asusten ante los acontecimientos. Aprender a olvidar, procurar no usar modos agresivos en el trato, disfrutar con los cotidiano en el hoy y ahora en lugar de cifrar la felicidad en un hipotético futuro que no depende de nosotros. Fomentar el sentido del humor, darse a los demás, buscar la solución más sencilla ante cada problema, ser agradecidos, cultivar un estilo de conversación que se centra en los aspectos positivos evitando la llamada cultura de la queja. Esto no significa que no se conozca la realidad, pero es preferible no manosear los aspectos dolorosos en el trato con los demás y procurar que terminen su conversación con nosotros un poco más alegres que como llegaron. Ni es sencillo ni inmediato, pero sí es posible; algunos dicen que las personas alegres sonríen; alguno matiza que los que sonríen acaban siendo alegres. Martí, con su estilo de sugerencias razonadas, sin insistir más de lo necesario, ayuda a reflexionar con la lectura de sus libros para conseguir un estilo de vida más atractivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *