El dilema de elegir colegio

Son muchas las dudas que pueden acechar a los padres ante la decisión de elegir colegio para sus hijos. ¿Qué factores hay que tener en cuenta? ¿Cómo informarnos? ¿Qué modelo educativo y pedagógico queremos para nuestros hijos? ¿Qué responsabilidades podemos y debemos exigir a un colegio ante la tarea de educar a nuestros hijos?

En la mayoría de los casos la decisión no es fácil ya que hay que sopesar cantidad de variables, como la ubicación y el tamaño del centro, los servicios que ofrece (actividades extraescolares, bilingüismo, comedor, transporte, servicio de permanencia, etc.) y que la línea educativa y pedagógica del colegio sea acorde con la que desean transmitir los padres a sus hijos.

Como reconoce el profesor de Educación de la Universidad de Navarra, Alfredo Rodríguez Sedano, los padres se deben guiar por la premisa de “sembrar para recoger frutos”. Para elegir un buen centro, Sedano aconseja que los progenitores tengan una idea clara sobre el proyecto educativo y que el colegio deseado tenga un buen equipo de profesores y atención personalizada al alumno. De este modo, podemos asentar las bases para “una buena siembra”.

Tipos de colegios en España

La realidad educativa española permite escoger entre tres tipos de centros: enseñanza pública, privada o concertada.

En el momento de elegir colegio pueden entrar en juego diferentes factores: las posibilidades económicas de cada familia y la limitación de plazas de los centros de enseñanza privada y concertada, los condicionantes de admisión, entre otros.

Analizamos las características y trámites que presentan cada uno de ellos.

Colegio público
Los colegios públicos son estatales y gratuitos. Por lo general, los alumnos de 3 a 12 años están en colegios de Educación Infantil y Primaria. A partir de los 12 años los alumnos pasan a los Institutos para cursar la Secundaria Obligatoria (ESO), Bachillerato o Formación Profesional. Los centros están gestionados por el Ministerio de Educación y Cultura (MEC), ayuntamientos, diputaciones, comunidades autónomas o patronatos públicos. Sólo se puede optar a los colegios que se ciñan a los criterios de admisión establecidos por la Administración, y si no hay plazas suficientes en el centro deseado los padres tiene poco margen de elección.
Los criterios de baremación más comunes en todas las comunidades autónomas son:
Existencia de hermanos estudiando en el centro
Cercanía del domicilio familiar o laboral según la zonificación establecida
Nivel de renta familiar
Padre, madre o tutor legal trabajando en el centro
Discapacidad del alumno o de algún miembro de la unidad familiar
Enfermedad crónica del alumno
Pertenencia a familia numerosa o monoparental
Sin embargo, para poder obtener los puntos correspondientes en la solicitud de admisión hay que adjuntar la documentación acreditativa que cada comunidad establece en su normativa.

Colegio privados
Estos centros están gestionados de forma privada y financiados en todos los niveles educativos por los padres de los alumnos. Estos colegios imparten todos los niveles de enseñanza con la posibilidad, dentro de las pautas de la LOE, de elegir asignaturas optativas, métodos de enseñanza, normas de funcionamiento y actividades escolares y extraescolares.
Cada centro sigue sus propias normas de admisión, que normalmente se centran en el expediente del niño (cuando procede de otro centro), una prueba de conocimientos y una entrevista con el director de admisiones. Factores como tener hermanos en el centro o ser hijo de antiguos alumnos supone una pequeña ventaja a la hora de disponer de plaza.
Colegios concertados
Los colegios concertados son centros privados que mantienen un concierto con la Administración Pública, subvencionados parcialmente por el Estado en las etapas obligatorias de escolarización. Estos centros se han de atener a la misma legislación, calendario, programas y organización que los centros públicos.
La diferencia a destacar entre estos dos tipos de centro, público o concertado, es que estos últimos pueden tener una definición educativa propia, notas de identidad del centro, tipo de formación y valores que se impartirán, formas de participación de los distintos sectores de la comunidad educativa, etc.
Tanto en los centros públicos como en los concertados rigen criterios similares de escolarización como la proximidad a la residencia familiar, la presencia de hermanos, nivel de renta familiar, entre otros criterios. Los centros concertados comparten con los centros privados alguna que otra característica, como por ejemplo, la exigencia de uniformar a los alumnos, la gran variedad de actividades extraescolares, etc.
En la mayoría de los casos la decisión no es fácil ya que hay que sopesar cantidad de variables, como la ubicación y el tamaño del centro, los servicios que ofrece (actividades extraescolares, bilingüismo, comedor, transporte, servicio de permanencia, etc.) y que la línea educativa y pedagógica del colegio sea acorde con la que desean transmitir los padres a sus hijos.

Entrevista y puertas abiertas

Todos los padres quieren lo mejor para sus hijos, y más si se refiere a su educación. Por ese motivo, es básico que sopesen las opciones de los centros y que los visiten. Según Carmen Franco, pedagoga especialista en psicología infantil y adolescente, “los padres tienen derecho a recibir información sobre el ideario, el modelo educativo y la organización del centro”.

Por eso, se considera necesario ir al colegio en cuestión y conocer los servicios que ofrece la escuela (comedor, actividades extraescolares, gimnasio, laboratorio), el número de alumnos por aula, servicio de permanencia, gabinete psicopedagógico y clases de apoyo, y las características del equipo docente.

Es interesante que intentéis acudir al día de puertas abiertas, que convocan los centros educativos para conocer de primera mano los colegios que estáis barajando y podáis elegir el que más os guste.
Asimismo, cuando visitéis el centro podéis aprovechar para intentar concertar una cita con el profesor, el coordinador del curso o el director del centro para, además de hablar de las instalaciones, conocer su opinión sobre la educación y los objetivos educativos del centro.
En esta fase, es aconsejable que anotéis previamente vuestras dudas o inquietudes antes de visitar el colegio para no olvidaros de transmitírsela a sus encargados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *