EL CANNABIS SITÚA EN RIESGO DE PSICOSIS A UN 26% DE LOS JÓVENES

Juan Pablo Ramírez
No hace mucho que el antiguo alcalde de Madrid Enrique Tierno Galván proclamaba ante un auditorio lleno de jóvenes: ¡Sacad un porro de marihuana del morral y que no decaiga la fiesta!. Más célebre fue su frase de: A colocarse y al loro. El profesor ayudaba a desmitificar los peligros de una droga, el cannabis, que puede triplicar el riesgo en los adolescentes de padecer psicosis. Un 26,1% de los jóvenes españoles, poco conscientes de las consecuencias de esta sustancia, están sometidos hoy a este peligro por un consumo habitual.

No sabemos cómo recibió entonces aquellas palabras de Tierno Galván la hoy ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, que ayer presentó un informe sobre los efectos para la salud del consumo de cannabis elaborado por la Comisión Clínica de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas. El documento recoge los últimos informes internacionales sobre los efectos negativos de las drogas y una encuesta sobre la prevalencia del consumo de estas sustancias en la población española. Entre esos estudios destaca el realizado en Francia sobre el número de accidentes de tráfico a causa de las drogas.

La ministra no quiso hablar de errores del pasado: El arrepentimiento conduce a la melancolía y lo que tenemos que hacer es actuar, e insistió en que el informe contribuirá a destruir mitos y opiniones de escaso fundamento sobre la inocuidad de esta sustancia.

Esta percepción de inocuidad ha provocado un aumento del consumo de esta droga entre los jóvenes de entre 14 y 18 años. Si en 2002 un 22,5% de los adolescentes se reconocían consumidores de cannabis, en 20041a cifra ha crecido en cuatro puntos hasta situarse en 26,1%.

“A menor edad, mayor es el riesgo de padecer una en una enfermedad psíquica. Sobre todo en los menores de 16 años, cuyo cerebro está aún en formación”, señalaba Salgado, en relación al descenso en la edad de inicio en estas drogas que en la última década ha pasado de los 15,1 años a los 14,7.

Riesgo de dependencia

El inicio en el canuto en edades tempranas también multiplica el riesgo de sufrir un trastorno de dependencia, situación en la que podrían encontrarse entre un 7% y un 10% de los jóvenes en tan sólo unos años. El fracaso escolar, el abandono de los estudios, problemas de concentración y la pérdida de memoria son algunos de los síntomas que manifiestan los adolescentes.

Y el problema tiende a crecer, según se desprende del estudio. La mayoría de los jóvenes utiliza Internet para informarse en materia de drogas y e162% de los por tales son favorables al consumo. Sólo un 36,9% creen que fumar hachís esporádicamente puede producir muchos o bastantes problemas

Una cifra muy preocupante según los datos de 1994, cuando un 60% de los adolescentes consideraba que acarreaba consecuencias negativas.

“Hay una asociación con el alcohol. Como sólo lo toman en fin de semana creen que controlan el consumo y que no pueden llamarse alcohólicos”, manifiesta la titular de Sanidad.

Se considera además el cannabis como la puerta a la toma de otros psicotrópicos: “Si bien no todos los que consumen cannabis acaban consumiendo otras drogas, existen estudios que sugieren que esta sustancia puede actuar como facilitadora de otras”, es una de las conclusiones principales del documento.

10,2% de los tratamientos

Actualmente, en España el 10,2% de todas la solicitudes para recibir un tratamiento de deshabituación son por consumo de cannabis, “un porcentaje aún bajo en comparación con el número de consumidores adictos”, explica la ministra.

Otro de los datos preocupantes es el ascenso de urgencias hospitalarias por intoxicación de hachís, que han pasado en los últimos ocho años de un 7,4% a un 22,8%. No se produjeron casos mortales durante este periodo, aunque a un 20,2% de los fallecidos por consumo de drogas se le había detectado algún derivado de la marihuana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.