EL APROVECHAMIENTO DE LAS TARDES Y DEL FIN DE SEMANA

Miguel Ángel Davo
Me gustaría abordar en este artículo dos asuntos relacionados con ese tiempo de que disponen nuestros alumnos o hijos al volver a casa después del colegio.

En primer lugar, las famosas clases particulares. Llama la atención cuántos alumnos o familias se sienten en la obligación de reforzar el estudio del colegio con clases extra. A veces se trata de un apoyo para varias asignaturas. Otras solamente de una. Dejando de lado las clases de idiomas, ya que en bastantes casos se busca una formación concreta en busca de un título determinado, soy de la opinión de que la mayoría de las veces las clases particulares son contraproducentes.

En los casos en que se busca “organizarles” la realización de tareas y el estudio en casa se les impide que mejoren precisamente en esfuerzo personal, orden, superación de dificultades. Pierden la ocasión de ganar en autonomía e iniciativa personal.

Otras veces se busca asegurar que el resultado en una materia sea bueno. Recuerdo el caso de un alumno que llegó a 2º de Bachillerato con “muletas” en Matemáticas. Era un chico de buenas notas y con intención de hacer la carrera de Ingeniería. Me costó convencerle a él y a sus padres de que esas clases le perjudicaban: nunca sabríamos de qué era capaz él solo y, además, se le estaba privando de realizar un esfuerzo necesario como entrenamiento. Más tarde, acabó la carrera brillantemente.

Sin embargo, en la mayoría de los casos es claramente beneficioso que los estudiantes dediquen tiempo a actividades no académicas: deportivas, artísticas, aprendizaje de idiomas, etc. Y esto por varias razones. No solamente por el aprendizaje de dicha actividad; también porque puede repercutir positivamente en la autoestima y porque puede ayudar a hacer amistades.

Pero como profesor me interesa destacar, sobre todo, que no sólo no es perjudicial, sino provechoso que el estudiante esté “ocupado”, e incluso que note cierta escasez de tiempo. De esta forma aprende a aprovechar el tiempo y a ser eficaz en sus estudios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *