Cuidado con el alcoholismo

“Un vinito, una cervecita, un licorcito de hierbas… y uno puede acabar, sin saberlo alcohólico perdido. Claro, que para salir del túnel se necesita un tratamiento de shock: decírselo en la cara al que lo padece. Como Mónica la madre de San Agustín de Hipona,(Santa Mónica), que fue vituperada por su aya y sirvienta por sorber vino cada vez que bajaba a la bodega. Y, a pesar que el reproche le dolió tremendamente, abandonó el vicio de la bebida.
Continúa con una historia moderna del mismo tema…
Mel Gibson se disculpa en televisión
LOS ANGELES (AP) – Mel Gibson aseguró el jueves que su arresto por conducir ebrio fue una “bendición” y que necesitaba “una humillación pública a escala global” para dejar el alcohol.

Pese al tono confesional demostrado en una entrevista para la cadena televisiva ABC, algunos líderes judíos, expertos en alcoholismo y asesores de imagen dijeron que el actor requería de una acción más contundente para reparar su reputación.

Gibson fue detenido en julio en Malibú, California, en estado de embriaguez. Durante el episodio soltó un torrente de insultos y frases antisemitas que se reprodujeron por todo el mundo.

Visiblemente serio, Gibson negó a la periodista Diane Sawyer que fuera antisemita y alegó que el alcohol hace que la gente “actúe, se sienta y se comporte de una forma en la que uno no es”.

La entrevista con Sawyer es la primera en la que el actor y director de 50 años habla públicamente del incidente. ABC mostró el jueves la primera parte de la entrevista, cuya segunda parte se retransmitirá el viernes.

“A veces necesitas un jarro de agua fría en tu cara para despertarte cuando estás afrontando un mal del alma, una obsesión de la mente, una alergia física”.

Gibson dijo que se ha disculpado más que nadie y agregó ante el problema del alcoholismo uno está indefenso.

Algunas personas señalan que Gibson no ha hecho lo suficiente para aceptar la responsabilidad de su comportamiento.

“Hoy logró un doblete, no un jonrón”, dijo con una metáfora beisbolística el publicista Michael Levine, quien ha manejado las carreras de Michael Jackson y Charlton Heston. “No le llegó a la gente como pudo hacerlo”.

Parte del problema, explicó Levine, es que la mayoría de la gente cree que el alcohol es un “verdadero suero”.

“Inclusive en sus momentos más ebrios, ellos no profieren algo que nunca se les ha cruzado por sus mentes”, señaló.

Richard Rogg, fundador del Promises Treatment Center en Malibú, está de acuerdo con Levine.

“Nuestras cárceles están llenas con personas que hicieron cosas cuando estaban totalmente embriagadas, pero siguen siendo responsables por lo que hicieron”, agregó.

“El alcohol puede que lo lleve a decir a uno cosas que no piensan conscientemente, pero no creo que lo lleven a decir a uno algo que no está en el subconsciente”.

Rogg, quien no ha tratado a Gibson, dijo que es muy probable que el actor tuviera influencia del antisemitismo de su padre, Hutton Gibson, quien ha señalado que el Holocausto fue mera “ficción”.

El rabino Mark S. Diamond comentó que se trata de un tema de responsabilidad. “Creo que aún le falta mucho camino por recorrer para aceptar la responsabilidad y enfrentar la enfermedad del alcoholismo”.

Extraído de http://es.celebrities.yahoo.com/12102006/5/mel-gibson-disculpa-televisi-n.html

Bebedoras, las más deprimidas
El estudio indica que beber en exceso afecta la salud mental de las mujeres.
Según un estudio, la relación entre beber en exceso y la depresión es más fuerte en las mujeres que en los hombres.
Investigadores canadienses y estadounidenses entrevistaron a 6.009 hombres y 8.504 mujeres acerca de su consumo de alcohol y su historial de depresión. Descubrieron que las mujeres que bebían en exceso tenían más tendencia a ser clínicamente depresivas que los hombres. Sin embargo, beber con moderación no parece incrementar el riesgo en los dos sexos, informó la publicación Alcoholism: Clinical and Experimental Research (Alcoholismo: Investigación y Experimentación Clínica). El estudio midió el consumo de alcohol durante la semana anterior y el año pasado, incluyendo la frecuencia de bebida, cuánto se ingería cada vez, la máxima cantidad que se consumía en general y si hubo periodos de bebida en exceso. Beber para escapar En el estudio también se midió la depresión y se definió si la persona reunía los criterios para ser calificada como clínicamente depresiva o si había experimentado sentimientos recientes de depresión.
Sabemos que el vínculo es significativo, pero también complejo.

Andy Bell, Alianza de Salud Mental
La investigación, llevada a cabo por el Centro para la Adicción y la salud Mental de Canadá y la Universidad de Dakota del Norte, dice que la diferencia entre hombres y mujeres sólo fue advertida en aquellos que sufren depresión clínica. Los investigadores creen que puede ser porque las mujeres altamente deprimidas beben como una manera de escapar de sus problemas. Círculo vicioso La profesora Sharon Wilsnack, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Dakota del Norte, dijo : “Este patrón de asociaciones es más consistente con mujeres que usan el alcohol para contrarrestar la depresión, que con el consumo crónico de alcohol que hace que las mujeres se depriman”. “Sin embargo, un círculo vicioso puede empezar con la bebida como respuesta a la depresión”.
La terapia puede ayudar a la gente a combatir la depresión.
Dijo que la depresión clínica puede animar a algunas mujeres a beber grandes cantidades de alcohol con la esperanza de contrarrestar los sentimientos depresivos, “con riesgo de abuso de alcohol y dependencia”. Como consecuencia de esto, también afirmó que los doctores tenían que estar atentos a las mujeres que intentaban medicar sus estados de ánimo con alcohol. Los investigadores dijeron que se necesitaba más trabajo para saber si el alcohol lleva a la depresión, si la depresión lleva al alcohol, o si la relación es establecida por otra causa. Andy Bell, de la Alianza de Salud Mental, un grupo de organizaciones de beneficencia y profesionales de la salud, está de acuerdo con que aún no está claro qué se da primero, si la depresión o la bebida. “Sabemos que el vínculo es significativo, pero también complejo. La gente con problemas mentales puede beber y las adicciones a las drogas a menudo necesitan un acercamiento multidisciplinario”.Estudio extraído de aquí…

Nota:
33.000 adolescentes de 14 a 18 años practican el “botellón” todos los fines de semana
19:39:46 – 19/07/2006Vocento VMT -El abuso de alcohol en la calle es muy superior en el resto de España

Alrededor de 33.000 valencianos de entre 14 y 18 años salen cada fin de semana a hacer ‘botellón’ con sus amigos. Esta práctica está, actualmente, mucho más extendida en el resto de España. La tasa nacional de abuso del alcohol en la vía pública en estas edades se sitúa en el 20,4 por ciento, frente al 13,4 por ciento de la Comunitat.

Salir y beber hasta emborracharse, tras haberse comprado las botellas de alcohol en un supermercado, una tienda o una bodega. Este es el plan de cada fin de semana para siete de cada 100 adolescentes de la Comunitat.

Se trata de 32.745 valencianos de entre 14 y 18 años, el 13,4 por ciento de la población escolar. Sin embargo, el botellón es una práctica que, actualmente, está mucho más extendida en otros puntos de España. A nivel nacional, el 20,6 por ciento de los adolescentes (uno de cada cinco) practica esta ingesta masiva de alcohol en la vía pública.

El conseller de Sanidad, Rafael Blasco, destacó que el 86 por ciento de los jóvenes son conscientes de que el alcohol es una droga, como cualquier otra, con graves riesgos. Esto no se producía hace algunos años. “Hemos pasado de ser la capital del botellón o la ruta del bakalao a tener el primer puesto en juventud informada”, resumió.

El botellón te puede salir caro es el título del anuncio de televisión que presentaron ayer la Conselleria de Sanidad y la ONG Controla Club, con motivo del décimo aniversario de las campañas de esta entidad.

Casi todas las cifras de las encuestas sobre alcohol son mucho mejores ahora que hace unos años y más positivas en el caso valenciano que en la media española. Entre ellas, Vicente Pizcueta, vicepresidente de Controla Club, resaltó que en el año 1998 la edad media en la que se empezaba a consumir alcohol se situaba en 15,8 años. Actualmente, es de 16,7 años.

“Botellón” a mayores edades

Aunque la actual campaña de Controla Club, la primera con un spot específico sobre el botellón y que coincide con otra del Gobierno contra el consumo del alcohol entre los jóvenes, se centra en la población adolescente. Sin embargo, esta ONG has destacado en otras ocasiones que unos 44.000 jóvenes de 19 a 25 años también suelen hacer botellón todos los fines de semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *