CÓMO SE EDUCA UNA AUTOESTIMA FAMILIAR SANA

Hertfelder, Cynthia
Ed.: Palabra
LA AUTORA– Cynthia Hertfelder: Pedagoga y Orientadora familia, coordinadora académica de una Escuela Universitaria. Casada y madre de tres hijas.

***

Un libro dónde se habla acertadamente sobre la autoestima. Ahora que está tan de moda el término y dónde no siempre se siguen pautas acertadas, la autora hace una síntesis ordenada y clara de lo qué es una verdadera autoestima y de lo que no lo es. La base principal de la autoestima es saberse y sentirse aceptados y amados; y eso se aprende fundamentalmente en la familia; las personas que no han sido amadas, tienen especial dificultad para aprender a amar. Para que una persona tenga bien asentada la autoestima es necesario que: se sienta querido, que se conozca bien, que tenga razones poderosas para querer mejorar. Una pretendida autoestima basada en el engaño acaba defraudando y volviéndose contra el educador. Es importante que el hijo aprenda que exigir es un modo de amar, cuando se hace de modo razonable. Cuándo a una persona no se le exige, se le está tratando como a un incapaz. Exigir lo adecuado en el momento preciso es una manifestación de confianza en el otro. Es importante que el joven aprenda a querer lo que debe querer y sabiendo por qué lo quiere. Tan peligroso para la autoestima sana es el rigorismo perfeccionista como el permisivismo donde todo vale. Cada uno tiene que saber a qué tiende en su modo de educar. Autoestima por tanto no tiene nada que ver con narcisismo y sí mucho con liderazgo solidario. Quizá un buen resumen sea la frase: Para servir, servir; en el doble sentido de ser útil y de hacer de la vida un servicio a los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *