CÓMO EDUCAR A TUS HIJOS ADOLESCENTES

Mañú, José Manuel
Ed.: Palabra
EL AUTOR – José Manuel Mañú Noáin nació en Navarra en 1955. Estudió Filosofía y letras y Magisterio. En su trayectoria profesional ha dado clase en Centros públicos y privados. En la actualidad conjuga las clases con impartir conferencias, escribir y asesorar a centros educativos.
Ha dado docenas de conferencias en Europa y América, así como ha participado en programas de radio y TV. Ha sido colaborador habitual de Magisterio Español, y ha publicado numerosos artículos en otras revistas educativas. Ha publicado diversos libros.

Cuando llega la adolescencia cambian muchas cosas en el hij@. Educar a un adolescente es un reto apasionante, pero también puede ser un problema.
Muchos padres piden algunas pautas educativas a los profesores que llevamos años tratando adolescentes. José Manuel Mañú, ha pretendido en este libro responder a algunos de esos interrogantes.
El libro, breve, está estructurado en cuatro partes:
En la primera, titulada “ Tu hijo está cambiando” describe los rasgos básicos de un adolescente. Posteriormente, analiza los obstáculos más frecuentes que encuentran los adolescentes para su adecuado desarrollo personal y los padres para ayudarles.
A continuación, indica 11 pautas educativas para educar a un adolescentes y termina con el análisis de algunas situaciones especiales como son el uso de las nuevas tecnologías y el planteamiento del fin de semana. El autor, apuesta por ir claramente contracorriente, quizá con el apoyo de clubes juveniles o de otras familias que tengan criterios parecidos a los vuestros.
Mañú a lo largo de estas páginas se va haciendo preguntas en voz alta y las hace al lector. Pretende servir de ayuda para esa reflexión que todos necesitamos pero para la que no siempre encontramos tiempo. Probablemente con esta ayuda en tu reflexión y las orientaciones que la experiencia de haber educado a miles de adolescentes que tiene el autor, puedas llegar a las respuestas concretas de la situación por la que atraviesa o puede atravesar en los próximos meses un hijo o una hija tuya.
El autor, concluye diciendo que lo podrás hacer mejor o peor pero que nunca puedan decir tus hijos que fueron “huérfanos de padres vivos”. Otras dos ideas importantes son: procurar no perder el sentido del humor y no entrar a una discusión al nivel emocional que la plantea tu hijo. Ayudale a serenarse, o retrasa la conversación para cuando esté dispuesto a tenerla de un modo educado y razonable. No dejes de intentar comprenderle, porque como sabes bien, lo que le pasa a un adolescente es “que no sabe lo que le está pasando”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.