Combatir el fracaso escolar

El trabajo común entre padres y educadores es un elemento básico para afrontar y superar los altos índices de fracaso escolar.

Los estudios evidencian que los alumnos con mejores calificaciones en el colegio coinciden con las familias que hacen un seguimiento de sus estudios.

El apoyo y la comprensión de los padres son fundamentales en la etapa académica de sus hijos.

Los padres, ¿qué podemos hacer?
¿Hasta qué punto somos responsables los padres del fracaso escolar de nuestros hijos?

El presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés, Antonio Cano Vindel, considera que los padres deben seguir una serie de pautas para reaccionar a tiempo ante los primeros síntomas de fracaso escolar.

Inculcar hábitos de estudio a nuestros hijos desde pequeños, propiciar hábitos de lectura, generar rutinas de estudio, mostrar interés en lo que realizan, reconocer sus logros, etc. Estas son algunas de las pautas de ayuda que pueden ofrecer los padres a sus hijos para que culminen con éxito sus estudios.

En casa, el rol de los padres es “fundamental”. Son los padres quienes deben prestar atención para que su hijo estudie las suficientes horas, y que estudie concentrado, de nada sirve hacerlo con la televisión o la consola de videojuegos encendida.

Además, Cano Vindel considera que “los padres y madres deben saber asumir los resultados negativos de sus hijos, en el que están implicados alumno, familia y escuela. Hay que revisar todos los factores que dependen de cada una de esas instancias, para poder corregir los errores”.

Métodos y técnicas de aprendizaje
Para muchos de los alumnos el problema llega a la hora de ponerse delante de los libros, organizar el tiempo de estudio y asimilar los conocimientos. Para ello, existen diversas técnicas en función de las asignaturas y de su dificultad.

Según el psicólogo Bernabé Tierno, “el truco más importante es entender aquello que se está estudiando y traducirlo a lenguaje coloquial, porque hasta que no somos capaces de explicarnos algo a nosotros mismos, no se lo podemos explicar a los demás. Es lo que se llama ‘papilla mental’, la materia debe estar masticada”.

Los tres pasos principales para asimilar la materia son: lectura, comprensión y relación de los nuevos conocimientos con otros anteriores.

Como táctica de aprendizaje para los alumnos, Bernabé Tierno recomienda ‘ejercer’ de profesor de uno mismo y explicarse lo que se acaba de aprender. “En la medida en que algo se comprende, se aprende y se puede añadir a ese conocimiento que tenemos otros nuevos conocimientos”.

Cada persona debe crear las condiciones más adecuadas que favorezcan su atención y aprendizaje, ya sea por la mañana o por la noche.

Trucos para aprovechar el tiempo de estudio

Para la Asociación Andaluza de Psicología Educativa y Psicopedagogía, “la memorización no es una tarea obsoleta o superada, puesto que si una persona no sabe memorizar es muy difícil que sepa estudiar”.

Por ello aseguran que la memorización es el impulso necesario para acceder al segundo escalón: la fijación, que se adquiere con la repetición. Conservar los conocimientos está en función del interés, la concentración y el entrenamiento de la persona, que puede recurrir a las denominadas reglas mnemotécnicas (de memorización):

En materias de matemáticas o química, resulta muy práctica la asociación de abreviaturas o números a los datos que se deben aprender. Por ejemplo, si se debe recordar una fórmula compuesta por Carbono, Nitrógeno y Neón, se puede memorizar como la fórmula ‘CNN’.
Otra alternativa es construir una historia a partir de varios elementos, como una serie de números, esto es: a la hora de recordar que el número Pi es igual a 3,1416 se puede inventar una historia con estos datos, “hace tres años yo tenía 14 años y mi hermana mayor 16”.
Asociar cada elemento con una imagen, con un lugar que resulte familiar o inventar una oración en la que se incluyan todos aquellos elementos que se deben memorizar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *