Educación de la voluntad y del carácter

El hombre inteligente

habla con autoridad

cuando dirige su propia vida.

Platón
El carácter y la falta de carácter

Cada chico tiene su personalidad, una forma de ser que le es propia, que configura su carácter. Afortunadamente no son todos iguales, sino que hay aspectos que distinguen a unos de otros, cualidades, aptitudes y rasgos que componen su personalidad, de la que pueden y deben estar orgullosos.

Hay aspectos del carácter que siempre serán positivos. Siempre querremos que los chicos se eduquen siendo sinceros, leales, decididos, generosos, emprendedores, responsables, laboriosos, amigos de la libertad, sin miedos, sin timideces, sin temores, sin escrúpulos tontos.

Hay otros aspectos, sin embargo, que ya no son Leer el resto de esta entrada »

El ambiente familiar

¿Qué cosa más grande

que tener a alguien

con quien te atrevas a hablar

como contigo mismo?

Cicerón
Diálogo y naturalidad. Virtudes familiares

Es mejor no comenzar una conversación –recomienda Lluís Cassany – si no nos sentimos con capacidad de acabarla con serenidad, pase lo que pase, diga lo que diga. Baja la guardia. No le respondas: “porque sí”, ni “porque soy tu padre”, ni “mientras estés en esta casa”.

Razona tu orden, aunque él no lo acepte. Hazle reflexionar sobre el porqué de sus ideas. No seas paternalista ni autoritario.

No grites
y no permitas que él grite.
Si gritas,
permite que él grite.

En las ideas no cabe la imposición. Hay que saber suscitarlas en él sin avasallar. Debemos aprender a dialogar sin pretender rebatir de forma contundente al interlocutor, sin pretender sentar cátedra, porque puede echarse todo a perder por culpa de ese querer concluir triunfadoramente.

Es mejor que no haya vencedor Leer el resto de esta entrada »

Autoridad y libertad

La libertad es

la adecuada gestión de las ganas,

y unas veces habrá que seguirlas

y otras no.

José Antonio Marina
La autoridad se conquista mereciéndola

La autoridad puede depender mucho del temperamento, de la forma de ser de cada uno. No obstante, puede adquirirse, mejorarse o perderse conforme a normas seguras que conviene conocer.

Cuando a un padre o a una madre, o a un profesor, no le obedecen –en condiciones normales, claro está–, la falta no está de ordinario en los chicos, sino en quien manda. Repetir órdenes sin resultado, intervenir constantemente, mostrar aire dubitativo o falta de convicción y seguridad en lo que se dice, son las causas más habituales de la pérdida de autoridad.

No ha de confundirse autoridad con autoritarismo. La dictadura familiar Leer el resto de esta entrada »

Tu actitud

A pesar de que ya soy mayor,

sigo aprendiendo de mis discípulos.

Cicerón
Educar exige tiempo

W. Amadeus Mozart, a los siete años, escribía sonatas; y a los doce, óperas. Parece increíble, pero alguien lo hizo posible: su padre Leopoldo Mozart, un gran músico que sacrificó sus muchas posibilidades de éxito para dedicarse por entero a la educación del pequeño genio.

Robert Browning, cuando contaba apenas cinco años, cierto día vio a su padre leyendo un libro. ¿Qué lees, papá? El padre levanta su mirada y contesta: “El sitio de Troya”. “¿Qué es Troya, papá?, pregunta el niño. La respuesta no fue: Leer el resto de esta entrada »

Echa una mirada a tu vida

El ejemplo noble

hace fáciles

los hechos más difíciles.

Goethe
La importancia del ejemplo

Si es doloroso ver cómo se pierde un chico por una mala compañía, quizá lo sea aún más ver cómo se deteriora –de forma lenta y sutil, pero igualmente destructora– cuando sus padres no pueden servirle de guía por carecer de virtudes, puesto que nadie da lo que no tiene.

Nada es más triste que un padre o una madre que, cuando pretende enseñar, tiene que decir que no se fijen en la vida de quien habla.

El niño tiende enormemente a la imitación, también en esta edad. Imita la forma de Leer el resto de esta entrada »

Lo propio de la edad

Si existen dos actitudes morales

que nuestro tiempo necesita con urgencia

son el autocontrol y el altruismo.

Daniel Goleman
Rasgos de su carácter

Todo lo que digamos sobre las características generales de un chico de diez o doce años serán…, eso, generalidades. Pero es útil pararse a analizarlas, introducirse en la profundidad y riqueza de su carácter, lograr sintonizar con la frecuencia de su efervescente personalidad, porque es algo clave para acertar en su educación.

Ciertamente, las circunstancias en que se ha desarrollado la vida de cada niño condicionan bastante su forma de ser y su carácter, pero hay todo un conjunto de rasgos que son comunes a esta edad. Tratemos de describirlos.

El carácter de un chico a los diez u once años Leer el resto de esta entrada »

Educar en la preadolescencia

Nunca alcanzarás una meta

más elevada

que la que te hayas propuesto.

E. G. White
Es frecuente que con la llegada de la adolescencia se produzcan unos signos de alarma en la educación de los hijos que preocupan enormemente a sus padres. El problema es que entonces muchas veces ya es un poco tarde para aplicar remedios eficaces.

Se habla y se escribe mucho sobre las diversas soluciones para las crisis del adolescente, pero Leer el resto de esta entrada »