Carta 68

68.– Yo. Adolescencia, que edad, es una edad rara, la edad del pavo, la de las chicas y la de salir con ellas. Estoy obsesionado con esto, yo debo estar en esta época porque, yo, oigo a mis padres decir a sus amigos que estoy en la edad del pavo. Ellos me dicen que estoy muy contestón, y es verdad, y eso crispa a mi padre. Mi madre se muestra mas comprensiva, porque, según dice ella, las chicas en esta edad son peores que los chicos. A mi madre ya le he hablado de las chicas, de que quiero ir con mis amigos/as y con estas últimas hacer algo mas, ella me ha dicho que soy muy joven y que a lo poco me quedan tres años, todavía, para salir en pandilla, chicos y chicas y cinco para salir con chicas. Yo no me lo creo o no me lo quiero creer, le preguntaría a mi padre, que ha sido mas ligón que mi madre, pero él sólo piensa en que estudie, pero yo solo pienso en chicas concretamente en tres. En el “cole” voy de mal en peor, no me apetece hacer nada, pero yo quiero aprobar. Los fines de semana leo, leo y juego al ordenador, no salgo de casa, porque yo no quiero tener mas amigos que los del colegio, en la última tentativa de que haga amigos en rivas me han apuntado a baloncesto. Ayer empecé y me ha gustado, lo más seguro es que siga. Respecto a mi cuerpo, me crecen pelos por todos sitios y solo tengo ganas de salir con chicas (por si no lo había dicho). Lloro porque no me comprenden, lloro mucho y no se por que. Se que estoy cambiando porque me peino, me hecho colonia y cuido mi imagen. Paso unos momentos muy malos, mi abuela ha tenido un cáncer y mi bisabuela se muere, nunca he perdido a un ser querido y me asusta la idea, por eso también lloro. Mis amigos están igual que yo, o eso creo yo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *