Carta 6

6– En realidad yo no tengo ningún problema, cada día que pasa casi siempre tengo algún problema, pequeñito, pero enseguida lo resuelvo, lo que pretendo decir es que la vida tiene problemas buenos y malos, pero si lo miras todo con una sonrisa todo lo malo se vuelve bueno, inténtalo a mí me funciona. Por mi vida “corta”, he pasado por momentos muy difíciles, a los diez años falleció mi padre, pienso mucho en él pero hay veces que intento recordar como era de cara o de voz y no lo consigo. El otro día encontré una cinta suya y me hizo mucha ilusión, le gustaba tocar la guitarra y cantar. Ahora vivo con mi madre y ella trabaja desde por la mañana hasta por la tarde noche, casi no la veo pero nos contamos todo a casi todo y cuando estamos juntas lo pasamos muy bien. Yo cuando estoy con mi abuela en el pueblo intento no recordarle a mi padre, el año pasado parecía que lo había superado, pero ingresaron a mi abuelo y… no le volví a ver, entonces mi abuela… bueno para que contarlo. La verdad es que mi abuela es muy fuerte y está perfectamente o al menos eso demuestra aunque por dentro lo pase mal. Esos han sido los ratos malos de mi vida, pero todo lo demás es bueno, y dentro de lo que cabe soy muy feliz. Bueno ya no me enrollo más porque si sigo no acabo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *