Carta 56

56– Yo, sí estudio, aunque reconozco que en esta evaluación he aflojado, pero he logrado aprobar las que creía que no podía. Aunque el año pasado no fue así, había una chica en mi clase, que me gustaba, no estudiaba, solo pensaba en ella, me importaba más la música que los estudios, apreciaba más a los Héroes del Silencio que a mis profesores, apreciaba mas al compositor Carlos Cano que a mis compañeros. Lo que hizo que no estudiara fue Diana y los toros que el año pasado significaban todo para mi. Con esa chica de 14 años en la misma clase pase 8 años, pero fué en 7º y 8º donde me di cuenta que de no gustarme, empece a sentir amor por ella. Descubrí que yo iba cambiando, más alto, más fuerte, etc… pasé un mal momento cuando por alguna circunstancia se reían de mí por emitir los tan lógicos “gallos”. No he probado el tabaco porque ante todo personalidad, no ser un mono utópico. Las chicas me gustan, especialmente en primavera. He notado que mis padres muchas veces no me han comprendido en cosas, he cambiado mucho de gustos, de amigos, etc. Pienso distinto que en años anteriores, me he centrado, y sé lo que quiero, me he puesto más alto, más fuerte, me han dicho, aunque yo no lo noto que me ha cambiado un poco la voz me molesta que me ridiculizen en estos años. Soy mas bien tímido con las chicas soy incapaz de hacer daño a una chica o insultarla etc. Invitarme a fumar, muchas veces, rechazarlas siempre. Reconozco que alguna vez, he visto revistas que a lo mejor no debería, pero sabiendo las responsabilidades católicas que ello tiene nos domamos los amigos. Me he pegado por una chica y por mi orgullo personal. En definitiva se que estoy cambiando que a los 14 años hay días que estás muy contento y otros muy cabreado. Tengo 14 años, es típico de la edad el empezar a relacionarse con chicas, e ir al cine etc… En definitiva, aprecio y quiero a personas que antes no sentía nada por ellas (chicas). También he cambiado de gustos. Es típico enamorarse, y por ello, este colegio me gusta, impide que me distraiga con chicas, y así aprovechar el tiempo. Aunque va con la persona, luego en casa o los sábados, si no quieres no estudias, si quieres te distraes, pero ya todo a su tiempo. Pdt –Diana me dió un beso, todavía la veo los sábados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *