Carta 55

55– Mi vida como adolescente es un auténtico desastre. Cuando no son las notas, es que he liado alguna picia y si no es eso mis padres no me hablan y no se porqué. De amistades no voy mal tengo los amigos de siempre aunque por desgracia, uno de ellos se va a Alicante a vivir y encima resulta que es uno de mis mejores amigos. Yo soy el mas mayor del grupo (por meses claro) pero eso sí, no el más responsable. Mis amigos han empezado a beber alcohol y encima hay veces que no se moderan y como el día de mi cumpleaños cogen unas borracheras de cuidado; yo que a pesar de no ser muy responsable no bebo, pero no porque quiera hacerme el bueno sino porque no me gusta el alcohol. A nivel de estudios soy nefasto si no me quedan 5 me quedan 6, pero a pesar de eso no me considero un revolucionario como alguna persona de mi clase. Pero a mi favor puedo decir que mis padres me someten a una presión muy fuerte, ya que mi hermano dejó los estudios y mi padre no quiere que yo haga lo mismo, y entonces la presión ejercida está en lo mas alto del everest. En el tema de los amigos y amigas estoy a dos velas. Pero a pesar de todo lo dicho anteriormente soy un chico cariñoso, sano, y que intenta tomarse la vida lo mas tranquila y felizmente posible ya que no me gusta andar llorando porque una chica no me quiere o me quiere ya que a mi edad eso es una tontería porque tengo cosas mas importantes que hacer como respirar. Y aquí acaba mi conferencia sobre como es mi entretenida, única y genuina adolescencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *