Carta 40

40– Garry: ¿Qué te podría contar yo sobre mi pubertad? Creo que es igual que todas, me gustan las mismas cosas que a todo el mundo y mi vida no es mas que pura monotonía. En lo referente a la familia supongo que no me podría ir mejor. Tengo unos padres, que por muy pijo que suene, me quieren un montón y me apoyan en casi todo, y luego tengo un hermano con el que discuto de vez en cuando, pero en general nos llevamos bastante bien y eso me ayuda, porque le puedo contar muchas cosas que no cuento a ninguna otra persona. En los estudios, bueno, no me va del todo mal, cada año bajo las notas un poco porque estoy acostumbrada a estudiar el último día, y reconozco que eso funcionaba en primero de BUP, pero ahora en tercero me está costando sacarlo, aunque voy tirando poco a poco (y además hay muchos compañeros en clase que siempre están dispuestos a echarte una mano cuando lo necesitas). Y por último creo que me queda hablarte sobre mi tiempo libre. Generalmente entre semana lo gasto escuchando música, me da igual cual, me gusta de todo un poco así que me paso las horas muertas escuchando los 40 principales. Y cuando por fin llega el fin de semana me encanta estar con mis amigas y amigos, con ellos me lo paso muy bien y con ellos puedo hablar de cualquier cosa sin preocuparme por el “qué pensarán de mí” porque sé que muchas de las “burradas” que pasan por mi cabeza también ellos las piensan ¡y es que todos estamos en la edad del pavo, no!. Cuando estoy con ellos también me gusta mucho hacer alguna que otra locura por la calle y a veces se llegan a avergonzar de mí porque todo el mundo se nos queda mirando, pero en el fondo esos momentos, son los que más les gustan porque se ríen durante un buen rato de mí. En conclusión, si hay algo que de verdad me gusta es estar con mis amigos, con los que siempre podré contar. (bueno reconozco que bailar también me gusta mucho, no es que lo haga muy bien, pero simplemente, aunque parezca una tontería, me siento feliz y libre cuando bailo, y sobre todo cuando lo hago formando un corro con mis amigos). Mi mayor y único problema es el del “amor”, yo no soy una chica muy guapa (mas bien tiro a ser feilla) pero bueno, lo peor es que cuando me arreglo, ya sabe, me pinto un poco y me pongo ropa para salir (ropa que generalmente escasea en tela), aparento bastante más edad de la que tengo ya que soy bastante alta, así que cuando estoy en alguna discoteca en algún bar o en las fiestas de mi pueblo y tengo la suerte de ligar no se me ocurre hacerlo con algún chico de mi edad, que vá, siempre que algún chico se interesa por mí tiene entre 19 y 23 años ( pura experiencia). Esto no sé si es bueno o es malo, porque tengo que reconocer que los de esa edad están mucho mejor que los de la mía, pero también he de reconocer que buscan algo más que yo, y esa situación es bastante comprometida. Ahora estoy con un chico de 21 años y me parece que por desgracia porque sí que me gusta, que no vamos a llegar juntos al día de San Valentín (que es el próximo fin de semana) así que imagínese lo ilusionada que estoy en estos momentos. Bueno Garry, más o menos ya le he contado parte de mi vida (un poco esquematizada pero espero que ele sirva de algo y deseo que no le haya aburrido demasiado. Ah! Suerte con el libro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *