Carta 39

39– Como son las 12 menos cuarto de la noche, y no tengo ganas, mas que de acostarme, voy a ir al grano. Mas que experiencias personales, excepto algunos ejemplos, he preferido enfocar esto a lo que yo creo que implica la adolescencia. En primer lugar, yo entiendo por adolescencia una etapa de unos 8 años, de los 12 a los 20 aproximadamente. Supongo que la adolescencia destaca por ser la época de mayores cambios, tanto físicos como psíquicos, es decir, es una especie de metamorfosis en la que se pasa de ser un niño a un hombre. Tanto el cuerpo como la mente se desarrollan. La adolescencia es la etapa mas peligrosa de la vida de una persona (a mi parecer) pues durante este periodo aparece un afán de saber, prisas por alcanzar lo que queremos, lograr la formación, etc… y por eso opino que es una etapa peligrosa, porque te abres a nuevas ideas, que pueden ser malas o buenas, y que crean unas influencias y van fundando nuestros ideales. Se racionaliza toda la información que nos llega y de aquí vienen todos esos “rollos” mentales y el “comerse el coco bastante a menudo”. Como llegan nuevas ideas y nosotros ya teníamos otras, cuando estas no coinciden producen una serie de desengaños. Respecto al tema de la libertad, no sé que pensar; tengo un lío en la cabeza, pues por una parte la libertad aumenta conforme crecemos y nos responsabilizamos, pero también a su vez perdemos parte de la libertad que teníamos cuando no pasábamos de los 10 años. La adolescencia la puedo dividir por etapas: 1. 13–14: es un momento de decisión, al acabar esos 8 años de egb y tener que elegir entre bup y fp. 2. 16: ya puedes fumar beber (aunque por mucha libertad que tengas, si tienes las ideas claras te dará igual) y, lo más importante, hay que elegir entre ciencias y letras para decidir tu futuro. 3. 18: es una edad que dá que pensar sobre el futuro, la carrera, el carnet de conducir… e incluso la vejez. Pero, ¿la libertad depende de los padres, de la sociedad o del propio individuo? Supongo que es algo individual influido por la sociedad y por los padres. En estos momentos de avance, los mejores compañeros son los amigos, porque mas o menos avanzan a la misma velocidad que tú; tus padres se quedan pequeños para tí. Me gustaría diferenciar entre chicos y chicas. Físicamente está claro que las niñas desarrollan “mucho” antes (12) mientras que los chicos no arrancan hasta los 14–15 más o menos. Debido a esta diferencia física se crea una distancia psíquica entre los chicos y las chicas. Los chicas se quedan estancados durante 3–4 años en un plano superficial, con su instinto de niño de una madre, sin intentar ser mayor, madurar. Por el contrario, las chicas, incitadas por los cambios de su cuerpo, tienen que modelar su mente y tienen un caracter mas interior y profundo; nace en ellas un instinto maternal hacia los niños de su edad “bebés”. Las chicas durante unos años (los del comienzo de su desarrollo físico) quieren ocultar lo que “les está creciendo” y cuando más o menos los chicos comienzan a desarrollar, entonces las chicas comienzan a mostrar o “marcar”. Una parte mala de este desarrollo desigual es que a veces las chicas quieren madurar tanto que llegan a dar la espalda a los chicos de su edad, a no querer comprenderlos. Tengo sueño y voy acabar ya. La adolescencia es como escribir “esto”, sin saber qué decir, que es lo que quieres, dando vueltas a lo mismo para no decir nada, pensar, actuar y llevarte un corte. En definitiva y con palabras claras, la adolescencia consiste en “aprender a base de golpes, de chascos, desengaños y más golpes”. Pero de todos modos estoy convencida (aunque me queda mucho) de que la adolescencia es el mejor momento de nuestra vida y que lo desearemos durante el resto de nuestra vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *