Carta 23

23– La adolescencia: En dos palabras: un peñazo. “Deprimido por el fracaso escolar un adolescente se suicida” y como subtítulo “Tengo miedo a la reacción de mis padres. Le escribió a un amigo suyo “. Después leerlo te hace pensar: Yo sería capaz de suicidarme solo porque estoy condicionado por lo que la gente quiere de mi (o espera que haga). El niño tiene inteligencia para sacar las notas mas altas… Mi familia me controla (yo quiero hacer una carrera, pues mis tios me dicen lo mio es ser ingeniero de no se que, mi hermano pequeño me hecha las culpas de todo, mis hermanas se adueñan de mis casas…). Mis amigos lo intentan (controlarme): si estamos jugando al futbol que tienes que jugar aunque no te guste, te tienes que poner de portero, da lo mismo que otro se quiera poner, siempre te toca a tí. Los profesores son unos plastas, que llegan a clase sueltan el rollo, te ponen un cero y se piran, sin motivarte a estudiar. Todo el mundo o te llama por tu apellido o te pone un mote o te llama por un diminutivo de tu nombre (y lo seguirán haciendo después de jubilarte). No te das cuenta que no vale la pena suicidarse por todo esto, aunque estés hasta los mismísimos de todo. Posdata: No hay papel en el mundo para contarlo todo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *