Carta 22

22– Yo me encuentro bastante bien no me peleo con mis padres, me llevo bien con mi hermano, pero con las chicas… Me caen bien, las que conozco, pero me parecen un poco… que leche un mucho, bastante malas solo piensan en lo mismo, mirando a todos los tios y pensando nada mas que en lo mismo, y luego cuando salen con un chico, y el chico corta, se pasan un mes llorando y escuchando Camela todo el rato ¡Que coñazo!, que si cuentan secretitos al oído con la amiguita, yo conozco chicas que llevan mas de 6 años por un tio de la sierra y es que está que no caga, pero es que el pive no le hace ni caso y pasa bastante. Luego conozco a otra chica que estaba saliendo con uno de mis mejores amigos y la tia a la vez estaba saliendo con ocho pero contados no exagero y aquello me reventó entonces se lo dije y pasó lo que pasó, a tomar viento la mandó. Luego tampoco lo entiendo porque cuando nos enfadamos con las chicas se ponen superbordes, luego cuando jugamos un partido de fútbol contra la urbanización de al lado se ponen a animarnos. Me dá igual estar bajo, ya creceré y me siento bien porque la gente me respeta, aunque a veces hagan bromas de mal gusto pero les aguanto y les respondo con otra. La gente en la sierra donde tengo un piso es muy amable y muy simpática allí me siento a gusto. El año pasado por navidades hicimos un muñeco de nieve de un metro y quince centímetros, le pusimos pipa, bufanda, zanahoria, escoba y botones, luego nos tirábamos por las pendientes del parque con bolsas de basura y por supuestísimo guerra de bolas de nieve, allí estamos a una altura de 1300 metros. Me da igual no tener mucho pelo en el cuerpo, nadie es mas macho por tener mas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *