Carta 21

21– La edad del pavo no afecta a todos por igual, pero afecta a todos. Se nota una gran obsesión por cosas insignificantes y se le resta importancia a otras importantes. Hay mucha obsesión por las chicas y en algunos casos por el sexo. Se hacen tonterías constantemente y lo mejor es que uno piensa que son graciosas. Uno se siente importante al meterse con alguien pero en realidad no vale para nada. Es una época en la que se necesitan estímulos y apoyo pero también disciplina y mano dura. La gente adulta nos trata sabiendo que estás en la edad del pavo y algunos se piensan que eres tonto explicándote las cosas o excluyéndote en algunos temas. En general es difícil ampliar tu cultura literaria con tus amigos, y para mí la poesía, la música y la cultura es mi principal fuente de inspiración (junto con Dios). A veces te sientes solos pero otras con demasiada gente, a veces no sabes lo que quieres y otras lo quieres todo. Necesitas libertad pero limitada. La soledad no es mala pero si es restringida. Me gustaría casarme, ser forense (eso va a ser difícil) tener 2 hijas y un hijo y escribir poesía, teatro, novelas, lo que fuese escuchar buena música (Clásica y rock). Ser una buena persona, hacer feliz a cuantos me rodean es importante y lo intento cada día, pero no siempre sale. Aunque no lo parece, la televisión (y los anuncios) es un foco muy influyente en esta edad. Es una mala edad si no las sabes aprovechar pero no es tan mala si la aprovechas bien. La obsesión por tener novia no es mas que otro paso para conseguir ser mas importante, y cuando la tienes te das cuenta que “solo” es tu mejor amiga. La diferencia de años se nota pero no es radical, es mas importante la personal. Cuando uno aprende a vivir interiormente (pienso yo) llega a la conclusión de que lo que para uno fue importante todos esos años no es más que una tontería. Suelo sacar buenas notas pero cuando bajo un poco mi padre se enfada mucho y me hace sentir mal. Saco media de notable, la cual me complicará el acceso a la carrera (medicina) pero lo conseguiré. Suelo confiar en quienes me rodean y la base está en una buena relación externa e interna contigo mismo y los demás, especialmente con tu familia y con Dios (los que nunca te fallarán). Vaya una porquería de edad, nadie te trata en serio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *