Aprender a usar las manos

Un marinero y un pirata se encuentran en un bar, y empiezan a contarse sus aventuras en los mares. El marinero nota que el pirata tiene una pierna de palo, un gancho en la mano y un parche en el ojo. El marinero le pregunta «¿Y cómo terminaste con esa pierna de palo?». El pirata le responde «Estábamos en una tormenta y una ola me tiró al mar, caí entre un montón de tiburones. Mientras mis amigos me agarraban para subirme un tiburón me arrancó la pierna de un mordisco». «!Guau! -replicó el marinero- ¿Y qué te pasó en la mano, por qué tienes ese gancho?». «Bien… -respondió el pirata-; estábamos abordando un barco enemigo, y mientras luchábamos con los otros marineros y las espadas, un enemigo me cortó la mano». «¡Increíble! -dijo el marinero- ¿Y qué te paso en el ojo?». «Una paloma que iba pasando y me cayó excremento en el ojo». «¿Perdiste el ojo por un excremento de paloma?», replicó el marinero incrédulamente. «Bueno… -dijo el pirata- … era mi primer día con el gancho».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.