Almudena Ortiz, “Videojuegos que favorecen valores cristianos”, PUP, 19.IV.01

Crean videojuegos que apelan a la fe en lugar de la violencia.
Varias empresas estadounidenses desean romper con el esquema de agresividad extrema que impera en la industria, creando aventuras igualmente atractivas pero que intentan no exacerbar el temperamento de los usuarios.

Buscar la victoria final disparando, apuñalando y destrozando a cuanto ser se cruce por delante se ha convertido en una táctica bastante común en la industria del videojuego. Sin embargo, existen compañías que están diseñando sus aventuras interactivas desde una perspectiva totalmente diferente: los valores y la fe. Tal es el caso de la empresa estadounidense N´Lightning, que ha logrado altas ventas con su juego Catechumen (www.catechumen.com). Este título -cuyo nombre alude a quienes comenzaban su aprendizaje cristiano durante los primeros años de la iglesia- cuenta con la misma calidad gráfica de sagas tan famosas como Tomb Raider. Pero la gran diferencia es, en lugar de asesinar a diestra y siniestra, los usuarios deben reunir citas bíblicas y convertir a sus enemigos.

Pese a lo inusual de su contenido, Catechumen ha logrado ganarse un lugar en tiendas tan famosas como Gamestop (www.gamestop.com) y Amazon (www.amazon.com), donde es catalogado como alternativa a las interminables masacres de zombies y otras criaturas. Según indicó a La Tercera Ralph Bagley, presidente de N´Lightning, “muchos de los juegos del mercado muestran violencia gráfica contra seres humanos. Nuestra empresa crea productos en los cuales los padres pueden confiar, y que no incitan esta conducta en sus hijos”.

Se trata romper con el esquema de agresividad extrema que impera en la industria, creando aventuras igualmente atractivas pero que intentan no exacerbar el temperamento de los usuarios.

Tal es el caso de la empresa estadounidense N´Lightning, que ha logrado altas ventas con su juego Catechumen (www.catechumen.com).

En Catechumen, el usuario asume el papel de un cristiano cuya misión es rescatar a sus compañeros apresados por soldados romanos del Siglo I. Armados con su “fe” y “espadas espirituales”, los jugadores deben vencer centuriones, demonios, leones e incluso a Satanás. Dentro de las catacumbas, el jugador reúne papiros con trozos de la Biblia, que aumentan su poder frente a los ataques.

Para Bagley, el que los soldados caigan de rodillas al ser derrotados y no vuelen en pedazos, es algo necesario frente a la agresividad promovida por otros títulos. El ejecutivo explica que la ola de violencia desatada en varias escuelas de Estados Unidos fue lo que lo llevó a diseñar Catechumen: “El concepto general del juego lo concebí hace varios años. Sin embargo, conseguir inversionistas fue un asunto muy diferente. Tras el tiroteo del año pasado en Littleton, Colorado, se supo que los muchachos que lo cometieron eran ávidos jugadores de Doom. En ese momento, varias personas se reunieron y comenzamos a desarrollar el juego, que fue lanzado en enero de este año”.

Sin propaganda

Para el presidente de N´Lightning, pese al evidente enfoque bíblico presente en el juego, la compañía nunca ha pretendido usarlo como medio de propaganda religiosa.

“Cuando un niño pasa cientos de horas asesinando personas en un mundo virtual, es inocente pensar que eso no lo afectará. Sin embargo, Catechumen es un juego: para escuchar sermones y aprender razonamiento teológico, vamos a la iglesia. Con los videojuegos nos divertimos, y crear este tipo de productos es nuestro primer objetivo”, indica Ralph Bagley.

Además de éste y el próximo título de N´Lightning, Horizontes Ominosos, varios otros juegos que intentan apartarse de los esquemas habituales. Un ejemplo es Santos de Virtud (www.saintsofvirtue.com), donde el usuario confronta enemigos internos como el miedo y el orgullo. Otros títulos similares son Guerra en el Cielo.

www.eternalwarriors.com
www.topm.com
Selección de Almudena Ortiz, PUP, 19.IV.01

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.