Acusarle de cosas que no ha dicho o no ha hecho

En 1º de BUP tuve la buena o mala suerte de coincidir en la misma clase con un vecino mío llamado A. que se dedicó a hablar mal de mi por todo el Instituto y a meter más cizaña. Con lo cual la cosa se puso fea: desde reírse de mí cada vez que salía al encerado, hasta no querer estar conmigo en el recreo, y hasta acusarme de que me gustaba un chico de clase, cuando era mentira, y todo esto sin llegar a poder defenderme, ya que o no podía o no sabia.
Me ocurre que desde hace algún tiempo me estoy sintiendo incómoda en la universidad. Me da la impresión de que se han estado difundiendo rumores falsos y malintencionados sobre mí. Esto me aflige sobremanera, dado que en cualquier profesión la reputación es un capital muy importante
Según el escrito de la Fiscalía remitido al Juzgado de Menores de Palencia y al que ha tenido acceso hoy Efe, los tres menores expedientados, con edades comprendidas entre los 12 y los 15 años en el momento de producirse los hechos, ‘de mutuo acuerdo y con intención de menoscabar la integridad moral’, venían presuntamente insultando e intimidando al niño de 10 años tanto en las horas lectivas como fuera de ellas. El fiscal en su escrito de alegaciones subraya que estos tres jóvenes proferían contra su víctima expresiones como ‘no me mires que va a ser peor, te voy un día a matar’ y otras semejantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *