Actividades para el verano

Fin de curso, se abren las puertas de los colegios e institutos, y los alumnos salen disparados para empezar a disfrutar de esas merecidas vacaciones. Posiblemente, la mayoría de nuestros hijos, planifique sus vacaciones de manera diferente a la que pretendemos los padres. Pasar el día viendo la televisión, el ordenador, jugar con los videojuegos, acostarse tarde, etc… son posiblemente las preferencias de la mayoría de nuestros hijos para pasar las vacaciones.

Sin embargo, para los padres, esta época del año se plantea como la búsqueda de la mejor solución para ocupar el tiempo libre de nuestros hijos y que, a su vez, sea de provecho.

Para muchos niños las vacaciones estivales significan un merecido descanso a su rutina escolar, desconectar del estudio, deberes, actividades extraescolares y sus preocupaciones.

La mayoría de familias españolas no podemos estar con nuestros hijos durante todas sus vacaciones, y debemos pensar en planes interesantes, divertidos y constructivos para ellos.

Actualmente, son muchas y variadas las ofertas de actividades de verano a las que podemos optar los padres, eso si, teniendo en cuenta las necesidades, aficiones y edad de nuestros hijos. Campamentos, actividades deportivas, cursos de idiomas, estancias en el extranjero, entre otras, son algunas de estas propuestas ofertadas.

El lado positivo de las vacaciones escolares es que éstas pueden ser una magnífica oportunidad para dedicarlo a la formación cultural, al desarrollo de nuevas habilidades o destrezas, entre otros beneficios que pueden ofrecer a nuestros hijos.

¿Qué actividad elegir?

Una de las opciones más solicitadas por los padres son las actividades de carácter lúdico, como la práctica de algún deporte, ir de colonias, campamentos, entre otras propuestas. Este tipo de actividades ofrece a nuestros hijos la posibilidad de mantenerse activos y, además, disfrutar del aire libre.

Antes de elegir la actividad debemos conocer el funcionamiento del programa y valorar si se adapta a los gustos de nuestros hijos, ya que el objetivo principal es que nuestros hijos lo pasen bien.

Conozcamos un poco más a fondo en qué consisten algunas de estas actividades:

Colonias
El objetivo de las colonias es potenciar la convivencia y la socialización de los niños y jóvenes. Un grupo de monitores organiza y supervisa los juegos, excursiones, talleres creativos, deportes que realizan los niños, intentando combinar las actividades pedagógicas y lúdicas. A menudo, los niños duermen en casas, albergues o instalaciones habilitadas para acoger grupos numerosos, y que normalmente están situadas en plena naturaleza.
Campamentos
Esta propuesta acentúa más el contacto con la naturaleza Entre sus puntos a favor, destaca que ayuda a desarrollar la convivencia y el trabajo en equipo. En estas estancias se programan todo tipo de actividades al aire libre relacionadas con la naturaleza, ya sean excursiones, talleres o, simplemente, observando la fauna animal y vegetal.
Granjas escuelas
Permiten a los más pequeños, en especial los niños de las ciudades, entrar en contacto con el medio rural. Durante su estancia pueden aprenden a ordeñar animales, recoger huevos, trabajan en el campo, fabricar alimentos de forma tradicional (preparar pan y galletas como se hacía antes). Muchas de ellas complementan estas actividades con la realización de talleres de música o manualidades, deportes o idiomas.
Actividades deportivas
Es una de las opciones que más atraen a nuestros hijos. Aprovechando el verano, muchos ayuntamientos, polideportivos y clubes privados organizan cursillos o estancias para practicar todo tipo de deportes (fútbol, básquet, tenis, natación…). Además es una buena época para que los niños se inicien en algún deporte relacionado con el agua, como la vela, el submarinismo o remo. Entre las ventajas de esta opción es que en la mayoría de los cursos o escuelas de verano, excepto en las estancias, los hijos vuelven a dormir a casa, y sobretodo que se divierten mientras hacen ejercicio.
Ludotecas
Las ludotecas son locales que permiten que nuestros hijos disfruten y se entretengan con un trasfondo educativo. Los animadores de estos centros (profesionales de la educación) organizan juegos y actividades dividiendo a los niños por segmentos de edad, logrando que los niños interactúen y se desarrollen física, emocional y cognitivamente.
Parques infantiles
Son espacios de grandes dimensiones dedicados al entretenimiento de los niños con edades comprendidas entre 1 y 12 años. Por eso cuentan con instalaciones adecuadas para jugar, dibujar, o, en el caso de los más mayores, introducirse en el mundo de Internet. Todo esto bajo la supervisión y el cuidado de los monitores.
Cursos de idiomas
Las posibilidades de realizar cursos de idiomas son muy variadas para el aprendizaje o mejora de idiomas. La oferta de los cursos abarca desde academias que ofrecen un programa especial para los niños combinando juegos y aprendizaje del idioma hasta estancias en un país extranjero en escuelas o intercambios.
Antes de elegir la actividad debemos conocer el funcionamiento del programa y valorar si se adapta a los gustos de nuestros hijos, ya que el objetivo principal es que nuestros hijos lo pasen bien.

Abuelos canguro

La llegada de las vacaciones estivales de nuestros hijos es para muchos padres un verdadero quebradero de cabeza. ¿Qué hacer con los hijos durante los meses de julio y agosto? La mayoría de padres sólo tienen un mes de vacaciones y hay que buscar alternativas. Por eso, una de las opciones recurrentes, aunque cada vez menos, es dejar a los pequeños con los abuelos.

Los abuelos se convierten en canguros durante parte del verano proporcionando a los padres la tranquilidad de dejar a sus hijos en buenas manos y hacen que los mayores se sientan útiles y activos.

Se trata pues de una generación de abuelos con vocación, No obstante, el portal Demayores.com publica que los sociólogos advierten que ésta es sólo una solución provisional, porque ahora conviven la última generación de amas de casa y la primera generación de madres trabajadoras, pero, en un futuro, ¿qué sucederá?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *