“LA EDUCACIÓN ES SACAR DE CADA PERSONA LO MEJOR QUE HAY EN ELLA”

Isabel Morer
Isabel Morer es la nueva subdirectora de Formación del colegio. Química de profesión pero docente de corazón, siente mucha atracción por la educación, donde ha impartido clases en la Universidad ESNE (Escuela Superior de Negocios) y ha desempeñado cargos de orientadora en diversos colegios de Zaragoza. ¿Cuestión de química?

Pero la química no acaba ahí, porque se siente muy acogida en La Rioja y aunque acaba de llegar, ha paseado por los viñedos pareciéndole increíble su multitonalidad en otoño.

Isabel, ¿Qué es para ti la educación?

Brevemente diría que es sacar de cada persona lo mejor que hay en ella; darle las armas para que sepan actuar en libertad y coherencia con sus ideales.

La formación cristiana y humana, ¿Por qué es importante enseñarla a las alumnas?

Para mí el ser buen cristiano está íntimamente unido a ser buena persona. El Cristianismo defiende, en primer lugar, los valores y virtudes de la persona humana.

¿Cómo debe ser la colaboración padres-colegio?

Haciendo siempre un “frente común” en la educación de las alumnas. Debemos siempre apoyarnos. Pienso que es importante, no sólo mostrar externamente esa unidad sino que hay que estar convencidos de que lo que enseñamos en el colegio y en casa es lo mismo, y es lo mejor.

¿Cómo puede ayudar el colegio a los padres?

En el colegio ofrecemos medios para que los padres nunca se sientan solos en la formación de sus hijos. Esta ayuda la ofrecemos a nivel personal -es el caso de las tutorías personales- y a nivel general.

Todos nos encontramos con grandes retos en la formación de nuestros hijos: nadie nos dijo qué era ser padre, lo vamos viviendo y en el colegio potenciamos la transmisión de las experiencias de expertos y otros padres en el campo de la educación. De ahí las Escuelas de Padres, los Cursos de Orientación Familiar; los cafés conferencias.

Para ti ¿qué es lo más importante que tienen que aprender las alumnas de Alcaste?

Tienen que aprender a vivir su vida con coherencia, a llegar a las metas trazadas aunque cueste esfuerzo y en el camino oigan voces diferentes. Que aprendan a colaborar con sus dones, virtudes y esfuerzo a hacer un mundo mejor, más humano. A disfrutar de la vida y respetarla, la suya y la de los demás, en todas las etapas de la misma.

Se habla mucho de EpC, pero polémicas a parte, ¿por qué crees que es tan perjudicial para los alumnos?

La educación es, sobre todo, respetar la libertad de las conciencias y este es el papel principal de los padres, en el que el colegio colabora, pero nunca sustituye. Esta asignatura puede entrar a cubrir esa labor insustituible de los padres, y puede llegar a presentarse como un “adoctrinamiento”.

En una sociedad tan descreída en valores cristianos, donde impera el relativismo, ¿cómo se pueden transmitir enseñanzas inmutables?

Me viene el recuerdo de aquella frase de Machado, don Antonio, bien conocida (quizá menos apreciada y practicada) que dice así: «¿Tu verdad? No, la verdad. Y ven conmigo a buscarla. La tuya, guárdatela».

Pues vamos a mostrarla, principalmente con el ejemplo y con los testimonios de los que la han encontrado. Sólo las experiencias vitales propias o ajenas nos dan seguridad para seguir hacia la meta verdadera.

¿Cómo se puede hacer para que los jóvenes se interesen por los temas relacionados con la moral cristiana?

¡¡Todo un reto!!. Mostrando su atractivo. Tenemos que llegar mejor a sus intereses, y mostrar la vinculación de la felicidad con una vida moral adecuada. A veces minusvaloramos a la gente joven y son ellos los que tienen en sus manos, y ¡¡¡pueden!!! devolverle a la sociedad su sentido y su valor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.