“En tiempos de crisis, queda lo esencial: la familia” The Family Watch, 3 de julio 2011.

El abogado y presidente fundador del despacho Cremades y Calvo-Sotelo, Javier Cremades, se ha reunido con distintos miembros del Área de Derecho y Ciencias Sociales en un nuevo Encuentro TFW el pasado 29 de junio. El desayuno ha servido para conocer sus impresiones sobre la familia como una apuesta firme y necesaria en la Europa de hoy.

Doctor en Derecho por la Universidad de Regensburg, Cremades ha sido profesor visitante en Stanford (EEUU) y profesor en la Universidad Carlos III de Madrid. Es pionero en España del Derecho de las Telecomunicaciones y editor del primer manual de esa disciplina. Autor de docenas de artículos científicos y de numerosas monografías especializadas, dirige la colección de libros “Derecho de las Telecomunicaciones” en la editorial La Ley y es miembro del Consejo Editorial de la “Revista Española de Derecho de las Telecomunicaciones” y de la “Revista de la Contratación Electrónica” entre otras muchas publicaciones académicas.
En su intervención, celebrada en la sede de The Family Watch, ha abierto varias líneas de reflexión sobre el panorama actual en el que Europa y el mundo se encuentran y su relación con la familia.
En primer lugar, señaló que “vivimos un fenómeno de desintermediación. El individuo se presenta para, gracias a su talento, ejercer lo que he llamado micropoder”. Así, las editoriales, los medios de comunicación, los bancos, y muchas otras instituciones de intermediación “se diluyen, para dar paso a la acción del individuo, que hace uso de herramientas desconocidas hasta ahora como las redes sociales y todas las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías. Ya no hace falta ingresar en el selecto círculo de los que publican en la prensa impresa, basta con utilizar Twitter de forma adecuada, y eso está al alcance de todos”.
Por otra parte, Cremades comentó que “hoy atravesamos un proceso de desoccidentalización, que desplaza el peso del mundo hacia Oriente. Más aún, la pujanza de las civilizaciones orientales lleva a considerar que el estrecho de Malaca (que une el océano Índico y el océano Pacífico, y también las economías de India, China, Japón y Corea del Sur) será el futuro centro mundial de oportunidades y negocio”. Sobre la situación que vive Europa, indicó que “está inmersa, junto a Estados Unidos, en una crisis de valores. Desde fuera se nos percibe agotados, desgastados, sin referencias vitales claras. La familia significa vitalidad, y parte del empuje oriental y de la pesadumbre europea vienen de la apuesta por ella”.
Este panorama, en su opinión, “desafía todo lo superfluo y, por ello, la familia emerge como la gran oportunidad no amenazada, como lo verdaderamente necesario para que la sociedad funcione, por la necesidad que todos tenemos de atención, de filiación, de fraternidad”. Por eso, considera que las instituciones que promocionan esta institución están llamadas a cumplir un papel fundamental, siempre que sepan hacerlo bien.
Cremades fue presentado por Javier Gardeazábal, notario de Madrid y secretario de The Family Watch, y entre los asistentes se encontraban varios representantes del Área de Derecho, así como la abogada suiza Suzy Beisard, delegada de The Family Watch e IFFD en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, con sede en Ginebra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *