¿Es usted adicto al móvil?

Si, no me invento nada, los psicólogos empiezan a hablar ya de la “móvil manía” o patología del teléfono móvil. En pocos años la gran expansión de este producto en nuestro país –33,5 millones de abonados- y el poco control que se tiene de su uso, ha provocado que su adicción comience a acercarse peligrosamente a la de las drogas. Y lo peor es que, según los expertos, el fenómeno va en aumento.

Facturas cercanas a los mil euros, aversión a los lugares sin cobertura, necesidad de rellenar la tarjeta al pasar frente a una tienda, noches en vela enviando mensajes… estas son algunas de las manifestaciones de este trastorno obsesivo-compulsivo que afecta principalmente a jóvenes –más a las chicas que a los chicos- de entre 16 y 25 años.

Si hiciéramos un retrato robot del adicto al móvil, las características serían las siguientes: distantes, agresivos, mentirosos, poco sociables, inadaptados… en definitiva, harían cualquier cosa con tal de seguir con su vicio. Y, por supuesto, son totalmente incapaces de reconocer su problema.

¿La solución? La de siempre: una dura terapia de “desintoxicación”. Aunque quizá lo más recomendable sea evitar que esto se produzca. Por esa razón los expertos aconsejan una conversación entre padres e hijos previa a la compra del aparato. De esta manera, consensuando el gasto y las condiciones de uso, la situación siempre estará bajo control.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *